Jóvenes fueron ultimados a disparos en una fiesta en Puerto Ángel.

Puerto Ángel, Oax. Entre un charco de sangre quedaron los cuerpos de dos jóvenes en un domicilio particular de Puerto Ángel, agencia municipal perteneciente a San Pedro Pochutla; la noche del sábado 1 de junio, sujetos desconocidos llegaron al lugar en donde un grupo de amigos convivía y, a balazos, atacaron a dos de ellos, hasta acabar con sus vidas.

Dos jóvenes, un hombre y una mujer, murieron a balazos al ser agredidos por personas desconocidas mientras se encontraban libando en un domicilio particular ubicado en la Colonia 8 de Octubre de Puerto Ángel, en donde los jóvenes se encontraban celebrando una fecha especial.

Se movilizan las corporaciones policíacas
Minutos antes de la medianoche del domingo 2 de junio, elementos de las corporaciones policíacas fueron movilizadas al recibir el llamado de auxilio debido a un tiroteo suscitado en Puerto Ángel.

Una patrulla con elementos municipales comisionados en la franja turística de Zipolite y Puerto Ángel regresaba de un apoyo auxiliar y, al circular en la calle principal de esta Agencia Municipal, frente a la explanada, fueron notificados de la situación violenta.

Al ser alertados, los municipales dieron parte a los estatales, y así, los elementos de ambas corporaciones se dirigieron hacia la Calle Antonio León de la Colonia 8 de Octubre, en la agencia municipal de Puerto Ángel, para apoyar en la situación.

Al apersonarse en el lugar, los elementos municipales, como primeros respondientes, encontraron en el interior de un domicilio dos cuerpos sin vida; al instante, acordonaron la escena del crimen para preservar los indicios y permitir que los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) y del Ministerio Público realizaran las diligencias pertinentes.

Trascendió que en el domicilio se realizó una celebración y, después de varias horas de fiesta, únicamente uno de los integrantes de la familia convivía con sus amigos y otras personas; los agresores llegaron y abrieron fuego contra las dos víctimas.

Para la familia, los jóvenes que fueron ultimados a balazos les eran desconocidos, ellos llegaron con uno de los invitados con quienes convivieron.

Comentarios