Consejos para no dormirse al volante

Una de las principales causas de accidentes al volante se debe a la falta de descanso de quienes se encuentran al volante. Esto sucede debido a que el sueño  ralentiza los movimientos y reduce capacidades motoras, lo que por consiguiente aumenta el tiempo de reacción ante imprevistos. Por eso se vuelve imprescindible  prestar atención y mantenerse alerta durante todo el trayecto. A continuación presentamos algunos consejos para evitar dormirse al volante:

Tener en cuenta la hora de partida

Para no dormirse durante un viaje es fundamental la hora en la que se va a partir. Existen dos momentos que se deben evitar: entre las 3 y las 5 de la madrugada y entre las 2 y las 4 de la tarde. Por otro lado, es recomendable no salir luego de una jornada laboral sin haber descansado antes, o tras una comida abundante, especialmente si se bebió una o dos copas de vino con la cena.

Evitar estupefacientes

Evitar el consumo de alcohol y drogas no solo es vital para mantener todas las facultades necesarias para evitar un accidente, sino también para no dormirse en el vehículo. Además, no sólo está fuertemente penado por la ley, sino que bajo los efectos del alcohol se anula la cobertura del seguro.

Tomar descansos en el viaje

Dormir cada tres horas o al sentir el mínimo cansancio es de suma importancia para no dormirse al volante. Aunque esto parezca evidente, un estudio del Observatorio Español de Conductores revela que 14% de los conductores aseguran realizar viajes largos sin hacer ninguna parada.

Consultar efectos de los medicamentos

Debido a los posibles efectos que pueden tener los medicamentos sobre la conducción, es indispensable consultar con un médico antes de partir en un largo viaje si se toma medicación crónica o se  está bajo tratamiento. Existe una gran cantidad de fármacos que puede generar sueño al volante, pero por suerte son cada vez más fáciles de identificar; la mayoría posee un pictograma con triángulo rojo y un coche dentro.

Ventilar el vehículo

Uno de los factores que no se suelen tener en cuenta en este tema es la temperatura del vehículo. Ventilar y mantener una temperatura de  entre 20°C y 23°c es imprescindible si se desea evitar la somnolencia al volante. Más aún si se planea realizar el viaje en verano.

Considerar los problemas de descanso

Insomnio, apnea del sueño y otros trastornos respiratorios, son algunos de los problemas del descanso que, de tenerlos, solo se podrá manejar si se superan determinadas pruebas psicofísicas. En algunos casos los períodos para la renovación de conducción pueden reducirse.

Es un hecho que al conducir con sueño la concentración deja de ser total e incluso puede provocar un mayor aceptación del riesgo y de la agresividad. Para evitarlo y no dormirse en el trayecto, es fundamental tener precaución para cuidar tanto al vehículo como a quienes viajan dentro de él.

Comentarios