Píldoras de Cultura

2199.- EL MOTIVO

PREGUNTA:
Guillermo J. González Ramírez
Maestro Valle:
¿Podría decirme, por favor, cuál de estas expresiones es la correcta?:

a).- El motivo por el cual deseo continuar con este proyecto…
b).- El motivo por el que deseo continuar con este proyecto…

Gracias mi bien querido enseñante…

RESPUESTA:
Mi querido Memo:

En el inciso a) tenemos un pleonasmo, que realmente no es grave, pero no deja de ser pleonasmo (abundancia); al usar el cual o el que, sencillamente se comete, pero no hay mucho problema. Sin embargo…

El cual se usa para persona:
El que se usa para animal o cosa…

Tenemos que descartar la expresión del inciso a) porque estás hablando de una cosa: motivo.

El que es acertado en cuanto a cosa, pues el que, la que, los que y las que es para animales o cosas.
Si ya estás hablando con el sujeto, básate a ello:

Sujeto: el motivo
Verbo: continuar
Complemento: con este proyecto.

Necesitamos “algo que una”, pues queda sin sentido:

El motivo continuar con este proyecto…

¡Ahhhh! Pongamos una preposición, porque ese es el objetivo de ella: la unión. Para

El motivo para continuar con este proyecto…
Si deseas usar uno de los dos (incisos), que sea el segundo, porque es menos desatinado.

Gracias mi querido amigo Memo…

2200.- NO OBSTA PARA QUE CONSTE

PREGUNTA:
Miguel Ángel Cano Hernández
¡Hola Maestro!, después de mucho tiempo recurro a usted para hacerle una nueva pregunta:

Hace algunos días escuché, por la televisión, la frase siguiente:

“No obsta para que conste”, y la verdad me pareció muy curioso el hecho de cómo se escucha, por ello quisiera saber si es correcta tal expresión.

Con el gran respeto y admiración de siempre, su amigo Miguel Ángel

RESPUESTA:
Mi querido amigo Miguel Ángel, en verdad que te tardaste en volver a preguntar, sin embargo no hay el menor problema. Veamos:

En la expresión que señalas hay dos verbos. Obstar y constar.
¿Vemos el significado?

obstar.
(Del lat. obstāre).
intr. Impedir, estorbar, hacer contradicción y repugnancia.
intr. Dicho de una cosa: Oponerse o ser contraria a otra.
MORF. U. solo en 3.ª pers.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Bueno, pues me parece que la segunda acepción es la apropiada, pues se trata, justamente, de que no haya oposición.

Podemos notar que se trata de un verbo defectivo, porque sólo puede conjugarse en la tercera persona del singular. Es imposible, es absurdo decir: yo obsto, tú obstas, obstamos…

él, ella, ello obsta… No obsta (no se opone; no es contrario) para que…

constar.
(Del lat. constāre).
intr. Dicho de una cosa: Ser cierta o manifiesta.
intr. Dicho de una cosa: Quedar registrada por escrito, o notificada oralmente a una o varias personas.
intr. Dicho de un todo: Tener determinadas partes. Un soneto consta de dos cuartetos y dos tercetos.
intr. Dicho de los versos: Tener la medida y acentuación correspondiente a los de su clase.
intr. ant. consistir.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados


¿Verdad que la primera acepción es la apropiada?

Entonces:

Para que conste, quiere decir: para que sea cierta o manifiesta.

Todo:

No hay oposición para que sea cierta…
No tiene el menor problema en cuanto a su forma gramatical; es válida.

Veamos, para terminar, algunos sinónimos de obstar: oponerse, contrariar, contradecir, desaprobar, impugnar, objetar, rebatir, refutar…

Ahora veamos los de constar: constituir, consignar, figurar, manifestar, reflejar, constatar, atestiguar, estar…

2201.- MULETILLAS

PREGUNTA:
Miguel Germán Martínez y Torres

Cuando escuchamos muletillas, ya sea de un conferenciante o de nuestro interlocutor, en algunas ocasiones suelen causar incomodidad cuando son pronunciadas en exceso, como: este…; entonces; en un momento dado; o sea; ¿no?; ¿sí? (cada vez que termina una oración); etc., etc. (así, repetido); etc.; y yo creo que todos hemos de caer en eso, o casi todos, pero sin darnos cuenta, hasta que nos hacen la observación.

¿Qué nos dice la Gramática al respecto, mi querido amigo Salimoy?

Aprovechando, ahí va otra pregunta: ¿Cómo se dice: motores de gasolina o motores a gasolina? Porque al decir: motores por funcionamiento de gasolina, o diésel según el caso, sería muy largo de escribir.

Un cariñoso abrazo.

RESPUESTA:
Mi querido amigo Miguel, lo que señalas es muy, muy usual y, resulta, como bien señalas, una verdadera molestia para quien escucha, pues sí, en ocasiones, hacen que se pierda el hilo de la conversación.

En una ocasión asistí a la presentación de un libro y uno de los presentadores dijo, en menos de 15 minutos, más de 30 veces la palabra sí.

En Oaxaca tenemos una muletilla y padezco de ella (excepto cuando escribo) “vaya”. Entra donde menos se espera. Es muy común en la ciudad, no así en otras regiones.

Veamos la definición:

Una muletilla es una palabra o frase que se repite mucho por hábito, en ocasiones llegando al extremo de no poder decir frase alguna sin ella. Si la muletilla excede de una palabra puede ser una frase hecha.

Etimológicamente, el nombre de la palabra muletilla deriva de muleta, pues es algo que sirve como soporte, en el caso lingüístico, lo es en un discurso (generalmente cuando no hay una palabra o una frase más apropiada para un caso o porque al que usa la muletilla no se le ocurre en ese momento otra palabra, también las muletillas sirven como señal de identificación recíproca entre los hablantes —por ejemplo las muletillas de un español no son las mismas que las de un argentino ni las de un argentino las mismas que de un mexicano ni estas las mismas que las de un boliviano—.

Como soporte en un discurso: en tal caso se define como una frase, palabra o voz que se repite mucho consuetudinariamente o por hábito (muchas muletillas tienen un tiempo de moda y luego caen en desuso o son despreciadas por “anticuadas” o demodé*).

La muletilla, también conocida como coletilla, latiguillo, bordón, bordoncillo, ripio, no está dirigida específicamente al oyente, ya que al no tener contenido informativo directo, el oyente solo percibe que el interlocutor no tiene claro lo que quiere decir y que necesita apoyarse en frases o palabras sin sentido para poder continuar hablando, es por eso que una muletilla representa un tic verbal en la conversación.

Suelen ser expresiones innecesarias, comodines o palabras abstractas y breves, generalmente pronombres o jergas, que se utilizan sin cumplir una función primordial en una determinada oración.

La palabra demodé es un galicismo que se usa en muchos países de habla hispana para decir que algo —un vestido, una música, un estilo, un punto de vista— está pasado de moda.

Por último, debo señalar que la muletilla más generalizada en el país es la odiosa palabra güey. Observa que nada dice y que solo acompaña. Se usa sin género.

Comentarios