Entre Escualos

Muchos de nosotros sabemos que si hay algo que le saca canas verdes a MALO es que alguien le diga que está mal, que le señale sus errores o le diga en dónde está “regando el tepache”, MALO es de esos políticos de la vieja escuela del RIP a los que solo se les puede tener contentos hablando bien de ellos, no toleran la crítica ni los cuestionamientos, ellos EXIGEN pleitesía absoluta de todos, y que todo mundo le dé la razón, aun cuando no la tenga.

El problema radica, obviamente, en que MALO es un ser humano como cualquiera de nosotros, tiene sus virtudes, pero también defectos, podrá tener muy buenas ideas (aunque casi no se han visto) pero igual va a cometer muchas burradas (de éstas sí hemos visto varias) y no solo es bueno que haya quién se las señale, es hasta NECESARIO porque solo así se pueden evitar problemas a largo plazo.

Pero MALO, como muchos otros políticos mexicanos, no quiere que nadie le diga que está mal, prefiere rodearse de “arrastrados” que a todo le digan que sí, que nunca lo contradigan ni lo exhiban, y aquellos que se atrevan a hacerlo acaban sufriendo la ira del “Líder”, quien no medirá palabras para descalificar a aquellos que tuvieron la “osadía” de contradecirlo.

Esta semana, nos enteramos de dos casos donde quedó de manifiesta esta intransigencia de López Hablador; el primer caso fue a nivel nacional, luego de que el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP), en voz de su hasta entonces titular, Ernesto Ríos Patrón, declaró “inviable técnica y financieramente” el proyecto de la refinería que el Gobierno Federal pretende construir en Dos Bocas y que, además, dicha obra costaría casi el doble de lo que se había calculado, con una proyección de recuperación de la inversión de 20 años, por lo menos.

Ante este comentario negativo, la reacción de MALO fue simplemente desestimarla y, de paso, “renunciar” al titular del IMP, poniendo en su lugar a uno “de los suyos”, Marco Antonio Osorio Bonilla, “coincidentemente”, después de su cambio de titular, el IMP sacó un desplegado donde claramente se contradice, señalando que “no es competencia” del instituto hacer recomendaciones de tipo financiero, pero, aun así, señalando que la refinería en Dos Bocas es técnicamente viable “y necesaria para el país”.

Si uno fuera malpensado inmediatamente imaginaría que este cambio de discurso obedece a que a MALO no le gustó lo que dijera Ernesto Ríos Patrón y por eso mandó a poner a uno de sus “achichincles” para que éste sí le diera espaldarazo a MALO y a sus obras faraónicas.

Pero no, eso no puede ser porque esas épocas del totalitarismo quedaron atrás, hoy estamos en la Cuarta Transformación del país, donde esos vicios del pasado ya no existen, donde todo es color de rosa, ya no hay violencia, inseguridad, se han acabado los crímenes, obvio que fue una simple casualidad que el IMP “reflexionara” sobre sus declaraciones y, de manera muy valiente, reconociera su error a tiempo.

Ya fuera de pitorreo, la verdad es que sí se vio muy descarado el “Pejidente” con esta jugada, y peor aún las “explicaciones” que sus achichincles dan para tratar de “tapar” a MALO, pues según dicen que justamente el 28 de enero concluyó su periodo de 4 años al frente de este instituto su Director General, y que PRECISAMENTE ese día se tenía que hacer, sí o sí, el cambio de titular.

La lógica indica que, en realidad, el cambio debería darse ya sea a principios de mes o a finales, no tiene lógica que un día cualquiera, a menos que el inicio o fin de mes fueran en día inhábil, pero no, en este caso no sucedió nada de esto, simplemente parece mucha casualidad que, justamente, después de que el IMP sacara esta información es que alguien se “acordó” que tenían que cambiar URGENTEMENTE al director del IMP, y que sin demora se encontró a su reemplazo, y que uno de sus primeros actos fuera precisamente contradecir lo que su predecesor había afirmado.

Al final, MALO quiere tapar el sol con un dedo, pero, por donde le busque, las evidencias se van acumulando: su intento de que México siga basando su economía en el petróleo está condenado al fracaso, y tarde o temprano va a tener que aceptar esta incómoda verdad, esperemos, porque por ahora el “Pejidente” prefiere pelearse con todos aquellos que le digan que “la regó”.

Esto es lo que vimos en el segundo caso del que les hablaba, luego de que la calificadora internacional Fitch Ratings bajó la calificación de Pemex a nivel internacional, dejándola apenas unos cuantos puntitos por encima de la línea de inversión, es decir, según Fitch Ratings, todavía se puede invertir en Pemex, pero con mucha cautela.

Como no era lo que le gusta escuchar, MALO se lanzó contra Fitch Ratings, acusándolos de “hipócritas”, asegurando que esta calificadora nunca “dijo nada” cuando Pemex estaba siendo “saqueada” por los delincuentes de cuello blanco, ni alzó la voz cuando “se entregó” el petróleo de México con la Reforma Energética de Peña Miento, pero ahora que ellos están “haciendo algo” por arreglar Pemex, entonces sí se les vienen en contra, queriendo confundir a los inversionistas.

Con esta clase de declaraciones lo único que nos queda claro a muchos mexicanos es que MALO no tiene ni la más mínima idea de cuál es la función de una calificadora, o en base a qué emite sus dictámenes; porque, en primer lugar, debemos saber que una empresa como Fitch Ratings solo emite calificaciones basándose en la INFORMACIÓN OFICIAL que les proporciona cada gobierno o institución que solicita sus servicios.

Es decir, si la calificación de Pemex bajó para Fitch Ratings es simplemente que la información que los mismos funcionarios de Pemex y el Gobierno Federal entregaron dio pie a esta baja calificación, ya sea por unos malos resultados, o por la incertidumbre de lo que se está haciendo.

Yo sospecho con el pecho, y calculo con el…pie derecho, que la calificación de Fitch tiene más que ver con lo segundo, pues por ejemplo MALO acusó a la calificadora de “no tomar en cuenta” todo el dinero que se está “ahorrando” el país con su estrategia de combate al huachicoleo; pero realmente ¿cuál ahorro? Sí, ahorita en algunas partes del país se roba menos combustible, porque ya no se está transportando en ductos, sin embargo, si algún día al Peje se le “hinchan” las…narices y pide que se vuelvan a abrir los ductos, lo más seguro es que las cifras de robo de combustible se mantendrán iguales, o inclusive van a aumentar, porque en esta dichosa “estrategia” contra el huachicoleo no se ha sabido de ninguna detención, ni de los huachicoleros “de a pie” ni de los de “cuello blanco” que tanto menciona MALO, ni ha habido detenciones de funcionarios de Pemex o del sindicato petrolero involucrados en todas las tranzas que, de acuerdo a los medios “de propaganda” de la izquierda, han estado operando por años en todo el país; sí, muy buenas investigaciones para sacar a la luz lo que muchos ya sabíamos por décadas: que Pemex es una empresa llena de podredumbre y que URGE hacerle una limpieza de pies a cabeza, pero nada de esto está haciendo MALO.

Además, no olvidemos que lo que se “ahorra” del robo de gasolina se vuelve a gastar para pagar las dichosas pipas que se están usando, eso sin mencionar el gasto millonario (y sin licitación pública) de varias pipas que se adquirieron directamente en los Estados Unidos, sin que se nos dijera nunca cuáles eran las opciones y ver cuál era la más barata.

En fin, volviendo al tema de Fitch, el hecho es que MALO además ignora que las calificadoras no están para cuestionar los temas políticos de un país, ellos funcionan como el Buró de Crédito con nosotros los ciudadanos; a la gente del Buró de Crédito no le importa si nosotros nos endeudamos por una enfermedad, por problemas familiares o simplemente por imbéciles, gastando dinero que no tenemos en tonterías que no necesitamos, para esta institución el punto es si estamos al corriente o no en nuestras deudas, y así como no le importa cómo nos endeudamos, tampoco le importa la forma en que pagamos, ya sea que saquemos más créditos, tengamos que vender parte de nuestro patrimonio o alguna otra forma, el punto es que paguemos, y sanseacabó.

Pero, además, esto debería ser una oportunidad para MALO y su gente de tomar nota de cuál es la percepción que, a nivel internacional, tienen de México y de sus instituciones los inversionistas extranjeros; al final muchos analistas serios han insistido que el proyecto de MALO de construir refinerías, especialmente la de Dos Bocas, no solamente no es viable, será un desperdicio de tiempo, dinero y esfuerzo.

No es que estos estén en contra de las refinerías, pues muchos coinciden en que, si se rehabilitan las que ya están, y sobre todo si se les compran los insumos necesarios para trabajar, puede haber beneficios para el país.
Sin embargo, el mayor problema al que se enfrenta Pemex y que aleja a los inversionistas es el sindicato corrupto que “chupa” todos los recursos que se le meten a Pemex, pues la mayor parte del presupuesto para la paraestatal, como en casi todos los casos donde está involucrado un sindicato en México, se va para el sindicato, y apenas una mínima parte se destina para atender las verdaderas necesidades que hay.

Y a pesar de ello, los líderes sindicales, con todo el cinismo del mundo, andan azuzando a sus agremiados a “movilizarse” para “exigir” que haya mejores condiciones para ellos, que se “dignifiquen” sus áreas de trabajo y se invierta más dinero, no porque de verdad les importe, sino porque los líderes quieren que se destine más presupuesto para tener más dinero que robarse.

Es como el caso de los “maistros” en todo el país, cuando se trata de “chantajear” emocionalmente a la ciudadanía, lo primero que sacan son sus imágenes de esas escuelitas de lámina donde los niños prácticamente tienen que tomar clases en la tierra, argumentando que el “malvado gobierno” se roba el dinero, mientras que las escuelas sufren por falta de recursos, pero por eso ellos, los “héroes” de la historia, luchan por obtener más dinero para la educación; obviamente, lo que se les “olvida” aclarar a estos “héroes” es que, una vez que logran su cometido de bajar más recurso, éste nunca llega a esas escuelas o a los niños, sino que se queda en los bolsillos de los líderes sindicales, que se enriquecen más y más sin empacho.

Hablando de los “maistros”, estos ya le agarraron también la medida a MALO; básicamente hoy estamos viendo a nivel federal lo que aquí en Oaxaca pudimos ver durante mucho tiempo durante el “gobierno” de GaPinocho Cué.

Al igual que en el caso de Gabino, los “maistros” saben que ellos son una de las principales razones por las que hoy MALO está gobernando el país, y por eso es que están abusando, pues saben que el “Pejidente” y su gente no se van a atrever a tocarlos ni con el pétalo de una rosa.

En las últimas semanas, en Michoacán, los “flojesores” de la CNTE han mantenido un bloqueo permanente en las vías del tren de este lugar, exigiendo, como siempre, que les cumplan su cartita a los “Bueyes Vagos”, digo, Reyes Magos, disfrazada de “pliego petitorio”.

Obviamente, la ciudadanía está muy molesta con esto, pues la verdad es que los “teachers” no tienen ninguna justificación para sus movilizaciones, por lo que han exigido que el gobierno intervenga para destrabar esta situación.

Pero, demostrando que cuando se trata de aplicar la ley le “tiembla la mano”, el gobierno de López Orador salió a escudarse en que ellos “no pueden intervenir” en este conflicto con los “maistros” de Michoacán porque eso es un tema que le compete al Gobierno del Estado.

Excepto que, de acuerdo a la Constitución, el Gobierno Federal SÍ puede, y DEBE intervenir en este tema porque los “teachers” están bloqueando vías federales de comunicación, es como cuando los “maistros” aquí en Oaxaca toman carreteras federales, por ley debería ser el Gobierno Federal el que intervenga, pero obviamente en estos casos la federación le “avienta la bolita” al Gobierno del Estado, aunque no sea su obligación.

Al final, se dice que el gobierno de MALO va a “intervenir” en este asunto de la única manera en que sabe hacerlo: entregando las “Ignacias”, porque se dice que ya están en una mesa de “negociación” para escuchar las “justas peticiones” de los “maistros” y darles todo lo que piden en bandeja de plata.

Y ese, me temo, será otro punto débil para este gobierno, o una fortaleza, según se quiera ver, porque al final MALO no es tonto, si hace esto no es porque sea tan débil de carácter, aunque sí es cierto que no le gusta entrar en conflictos, sino que esto que hace es con un objetivo bien claro: seguir ganando adeptos que se “sumen” a su proyecto.

Es lo que, por décadas, hizo el RIP, alimentó a toda clase de grupos clientelares que, obviamente, estaban a las órdenes del “Señor Presidente”, eran los que se encargaban de mover todas las cosas a favor del gobierno en turno, y para eso el RIP “diversificó” su control, dejando así confederaciones, sindicatos y grupos varios que representaban a todos los sectores de la sociedad.

De ahí surgieron organizaciones como la CTM, la CROC y muchas más, las cuales obviamente eran un enlace entre los ciudadanos “de a pie” y la cúpula gubernamental; los líderes de estas organizaciones eran los que decidían qué sí y qué no se podía hacer, siempre bajo las órdenes del “Señor Presidente”, eran su aparato propagandístico y, además, se encargaban de realizar diversas movilizaciones en respaldo al Presidente en turno y que el pueblo viera qué bueno era el “amado líder” entre los ciudadanos.

Esto es básicamente lo que busca ahora MALO, por eso no es casualidad que ande autorizando tantos más cuantos apoyos a diversos grupos, actualizando un poco el catálogo pues la sociedad mexicana ha cambiado desde aquellas épocas en que el RIP operaba, y por eso ahora ha empezado a incluir a los NiNis, huachicoleros, entre otros, sin descuidar a los que ya tenía de su parte, como los diferentes sindicatos, grupos vulnerables y demás.

Total, como no es su dinero, al “Pejidente” se le hace muy fácil y cómodo andar regalando dinero para todos, aunque luego, ya no tiene de dónde sacar más lana para cubrir todos esos apoyos y tiene que andar haciendo recortes en áreas que no debería.

Por ejemplo, esta semana nos enteramos de que siguen los despidos masivos en distintas dependencias de gobierno, ahora de trabajadores de CONACYT, ya que se filtró información que dentro de poco se podría reducir al 50% su estructura orgánica (direcciones, oficinas y demás) y, por consiguiente, se despediría a la mayor parte del personal que labora en estas áreas.

Esto no necesariamente es malo, sino fuera porque se está haciendo a lo tarugo, como ha sido el “sello de la casa” en esta transformación de cuarta, perdón, Cuarta Transformación, pues se dice que entre las áreas que se van a eliminar está la de promoción y difusión científica que, precisamente, sirve como un medio especializado para que científicos e investigadores de México y el mundo puedan conocer los avances que se tienen en diversos temas de la comunidad científica, compartir descubrimientos y demás.

Es cierto que, como en casi todas las dependencias, en CONACYT se sabe que había muchos abusos, cosas chuecas y aviadores, pero aquí MALO y su gente siguen actuando como lo hicieron con el tema del robo de combustibles: en lugar de planear una buena estrategia que les permitiera identificar a los culpables y castigarlos únicamente a ellos, se empezó una verdadera cacería de brujas en donde hoy están pagando justos por pecadores.

Pero, al final, la cosa es que este “combate a la corrupción” y las “medidas de austeridad” no son más que la excusa para recortar presupuesto y destinarlo a lo que para MALO sí es verdaderamente prioridad: mantener el asistencialismo gubernamental y los grupos clientelares de cara a las elecciones.

Pasando a temas estatales, esta semana sí aplico aquella máxima de “honor a quien honor merece”, pues en días pasadas diputados locales (en su mayoría de Morena) aprobaron que, en el estado de Oaxaca, se expidan licencias de conducir vitalicias, con lo que los ciudadanos tengamos que hacer el trámite una sola vez y no tener que preocuparnos más de que si la licencia se nos venció.

Aunque, dicen las malas lenguas, esto no es tanto porque los legisladores oaxaqueños sean tan buena gente, simplemente que ahorita esperan que los ciudadanos hagamos el trámite para sacar nuestras nuevas licencias, dejando una fuerte suma de dinero que se irá a la federación, y dejando sin una fuente de financiamiento a futuros gobiernos.

Quizá por eso es comprensible que el Gobierno del Estado ande diciendo que todavía no pueden emitir estas nuevas licencias porque les faltan los “plásticos” para ello, y lo más seguro es que, en la medida de lo posible, buscará retrasar este cambio, pero tarde o temprano, llegará.

En temas locales, en días pasados el “gober” Alejandro Murat Hinojosa encabezó una audiencia pública aquí en San Pedro Mixtepec; la verdad es que, aunque físicamente estuvo aquí, se notó claramente que el “Rorro” no se sentía a gusto, le dio muy poca importancia a Freddy Gil Pineda y, en cambio, su actitud fue muy diferente con Saymi Pineda, presidenta municipal de San Pedro Pochutla.

En sí no hubo nada trascendental como para comentar, las mismas tonterías de siempre, el Gobernador y sus funcionarios hacen el show de que son un gobierno “cercano a la gente”, entregan algunos apoyos, firman algunos compromisos, se toman la respectiva foto del recuerdo y el “gober” habla de tantos más cuánto dinero le han invertido a la región o el municipio –si tienen algo de qué presumir en este punto–.

Como en San Peter no ha habido mucha inversión de parte del Gobierno del Estado, por eso el “gober” prefirió hablar de todo el dineral que se le ha metido a la Costa, aunque obviamente se le olvidó mencionar el “pequeñísimo” detalle de que casi todo ese dinero se aplicó en Huatulco y sus alrededores, mientras que a los demás municipios nomás les tocó una “embarradita” del pastelote que, en cada administración, se le ha dado a Huatulco y que, a pesar de todo, nomás no logra despegar como un destino de talla internacional.

Tan mal estuvo esto que hasta los “periogánsteres” tuvieron que empezar a atacar, pues ellos esperaban hacer su agosto en enero sacándole dinero a cada funcionario para que hablaran bien, pero como se nota a leguas que los mandaron con cajas destempladas, pues los mercachifles de la información tuvieron que sacar notas en contra, colgándose hasta de las ridiculeces más grandes.

Por ejemplo, publicaron unas fotos de algunos funcionarios echándose unas paletas heladas, acusándolos de “insensibles” por tener a la gente esperando, y pues en parte tienen razón, pero les aseguro que si estos “comunicadore$$$” hubieran recibido lana, hasta hubieran usado esas mismas fotos para “felicitar” a los funcionarios por su “humildad” y disfrutar de una paletita como “cualquier ciudadano”, pero pues ya sabemos bien de qué lado masca la iguana con estos mercenarios de la noticia.

La que de plano sí se vio muy mal fue la diputada local Inés Leal Peláez quien, aseguró, gracias a sus gestiones es que el Gobierno Federal ya aprobó el recurso para construir la Universidad Chatina en Santos Reyes Nopala, esto a raíz de que el rector del SUNEO, Modesto Seara, dijera que se está analizando la posibilidad de integrar la Universidad Chatina a este sistema de universidades en el estado.

El presidente de Nopala, Marín, tuvo que salir a desmentir a la diputada, diciéndole que, en primer lugar, no existe ningún recurso aprobado y nunca existió, que apenas se están gestionando los recursos ante el Gobierno del Estado, esto sabemos que es un pleito político, pero lo que sí es una gran verdad fue lo que Bulmaro Sánchez le dijo a la legisladora, que deje de andar nada más hablando y que, de verdad, vaya a las comunidades, se reúna con la gente y haga algo más que solamente andar inventándose mentiras para “presumir” que ella es tan fregona, cuando en realidad es poco menos que un 0 a la izquierda.

Bueno, por ahora ya se me acabó el espacio así que aquí le paro, les recuerdo a todos que mi correo electrónico sigue a su disposición y la dirección es escualo@escondido-dd.com

Comentarios