Por segundo año, niños con cáncer pudieron conocer el mar gracias a la Fundación Sonrisas de Carita de Ángel.

Puerto Escondido, Oax. Por segunda vez la Fundación Sonrisas de Carita de Ángel apoya para que niños con cáncer y sus familias que viven en distintos puntos de nuestro estado puedan conocer por primera vez el mar y disfrutar de un hermoso momento de convivencia, que los ayude a seguir su lucha contra el cáncer.

La tarde del viernes 25 de enero del año en curso, en la localidad de Charco Seco, perteneciente al municipio de Santa María Colotepec, específicamente en el Rancho Neptuno, se realizó un encuentro en donde estos niños y jóvenes con cáncer pudieron venir a conocer por primera vez el mar y pasar hermosos momentos de convivencia gracias a la Fundación Sonrisas de Carita de Ángel A.C. y a los ciudadanos y autoridades que, de manera altruista han estado apoyando los esfuerzos de esta fundación para ayudar a los niños con cáncer y sus familias, no solamente para que reciban su tratamiento, sino para llevar una mejor vida en medio de esta batalla tan difícil.

Entrevistada para El Despertar de la Costa, la señora Dalia Sánchez Flores, fundadora y directora de esta fundación nos dijo: “muchas gracias a El Despertar de la Costa por estar siempre al pendiente de los eventos de la Fundación Sonrisas de Carita de Ángel, gracias a su cobertura es que nos hemos ido dando a conocer más y así llegan más bendiciones para nuestros niños.

El año pasado ya habíamos hecho esta actividad, en donde participaron 6 niños, hoy son 14 los pequeños que nos visitan y cuatro de la región de la Costa que nos van a estar acompañando en todo el recorrido.

Me siento muy feliz, aunque el trabajo es algo agotador, la recompensa bien vale la pena las noches de desvelo; yo sé que Dios me habla y me guía, y me ha dicho que esta labor en Puerto Escondido tiene que crecer, es una visión nueva que ya en su momento presentaremos, les pido a todos que nos apoyen en sus oraciones, para poder realizarla, así como empezamos con la fundación.

A veces la gente piensa que aquí fluye el dinero, pero no es así, sin embargo, Dios nunca nos ha dejado, y sus bendiciones son las que permiten que hoy, con todo orgullo, pueda decirles que todos los niños que se acercan a la fundación están recibiendo la ayuda.

Dios siempre me sorprende por la manera en que actúa; recientemente un varón se acercó a nosotros para decir que él quería apadrinar, por todo un año, a un niño pagándole sus boletos de avión de ida y vuelta para que pudiera ir a la Ciudad de México a sus quimioterapias para él y su mamá; así hay otro caso de unas personas que están apoyando a una mamita, quien tiene que viajar de dos a tres veces por mes porque sus dos hijos están siendo patrocinados ya.

Por eso también quiero hacerles la invitación a todos los que nos leen a través de El Despertar de la Costa a que nos apoyen apadrinando a un niño, yo sé que a veces existe la desconfianza, hasta cierto punto justificada, pues muchas fundaciones únicamente lucran con estas situaciones, pero nosotros somos una fundación de muchos años, por eso los invitamos a que se acerquen a nosotros y apadrinen a uno de estos niños.

Hablando ya de lo que es esta actividad con los niños en la playa, este año nos visitan los siguientes pequeños: Cristian Arturo Lemuela Habacuc, quien desde el año pasado iba a venir, pero por su estado delicado no pudo acompañarnos sino hasta ahora; Emmanuel Chávez, Jorge David, Denisse Mendoza, quien había estado algo delicada de salud, pero como sabía que venía la fecha para venir a conocer el mar, le echó muchísimas ganas y su doctora corroboró que estaba más que bien para venir a la Costa; también vino el pequeño Ángel Suriel, Paola López, Inés Miguel, Esther Santos, Gabriel Santos, David Santos, Daniela Betzé, William Jared.

Todos estos pequeños, de entre 2 y 18 años, vienen acompañados del doctor Juan Pablo Reyes, de la licenciada Guillermina López y del señor Raúl Salinas, hay un gran equipo cubriendo toda esta área.

Obviamente cada niño viene acompañado de una persona responsable, madre o abuela, ya que, lamentablemente, ante una situación así muchos papás no aguantan, abandonando a la familia o buscando la forma de escapar de su realidad, a veces algunos se van a los Estados Unidos para juntar dinero para las terapias de sus niños, sin darse cuenta que los niños lo que más necesitan es el amor y cuidado de sus padres.

Por eso yo digo que somos las mujeres las que estamos más preparadas para enfrentar casos como estos, pues somos mujeres empoderadas, dotadas por Dios para resistir lo que venga; es verdad que hay hombres también muy capaces, como es el caso de mi esposo, a quien le reconozco que estuvo conmigo hombro con hombro, siento que Dios nos preparó a ambos porque desde la prueba con nuestra hija estuvimos los dos, y como dice la Biblia, cuando yo me cansaba él me ayudaba a levantar los brazos, y cuando él se cansaba yo hacía lo mismo con él.

Agradezco la oportunidad a los dueños del Rancho Neptuno, Casa Buenavista, Lote 22, donde su servidora trabaja, y de igual manera agradecerles a todos nuestros patrocinadores, y un reconocimiento especial al Payaso Cuchufleto quien, de manera altruista, nos estuvo apoyando para darles un gran espectáculo a los niños.

Ya para terminar, les adelanto que este lunes 28 de enero estaremos inaugurando nuestras nuevas oficinas en la Calle Sazanil sin número, casi esquina con la Avenida Mariano Matamoros, en la Colonia Lázaro Cárdenas de este Puerto, donde contaremos con un espacio para recibir a los pequeñines quienes, aunque se encuentran en fase terminal, tienen el anhelo de venir a conocer el mar y, por tanto, no pueden esperar hasta que hagamos la actividad de cada año, para ellos hemos acondicionado un lugar para recibirlos en cualquier época del año y así poder cumplirles ese anhelo”, concluyó nuestra entrevistada.

Comentarios