Entre Escualos

Al momento en que escribo esto, en Venezuela se viven momentos de mucha tensión pues un sector de la sociedad civil, respaldado por miembros del ejército, se han decidido levantar para derrocar al gobierno encabezado por Nicolás Maduro y poner en su lugar a Juan Guaidó, quien asumió el cargo de Presidente Interino de Venezuela, en oposición al régimen de Maduro.

Con esto se abrió una gran polémica a nivel mundial pues mientras la gran mayoría de países, empezando por Estados Unidos, han decidido reconocer a Guaidó como el legítimo Presidente de Venezuela, unos cuantos países (entre ellos Rusia, China, Bolivia, Cuba y México) han decidido respaldar al gobierno de Nicolás Maduro.

En el caso particular de nuestro país, los chairos justifican la postura del gobierno de López Hablador en que solamente se está siguiendo lo que dice la famosa “Doctrina Estrada” que ha sido la base de la política exterior de nuestro país por décadas, y la cual –en su momento– fue celebrada por ser una de las pioneras.

La Doctrina Estrada básicamente establece que se debe respetar la “autodeterminación” de otros países, sin tomar nunca un bando; históricamente esto ha permitido que México mantenga su neutralidad en diversos temas diplomáticos, aunque también, ha habido ocasiones en que nuestro país se ha pronunciado enérgicamente ante situaciones incorrectas, uno de estos casos fue precisamente la ocupación nazi a Polonia durante la Segunda Guerra Mundial, en aquel entonces México fue el primer país a esta invasión, y por ello en Polonia existe un reconocimiento a nuestro país por esta postura.

Pero bueno, mi punto es que la Doctrina Estrada ha sido usada por los diferentes gobiernos de México según su conveniencia; una de las más duras críticas que se la ha hecho a esta doctrina es precisamente que, invocándola, los gobernantes en turno han evitado señalar directamente a diversas dictaduras, tanto de derecha como de izquierda, permitiendo así que sean pisoteados los derechos humanos de muchas personas.

En este caso en particular de Venezuela, si México de verdad estuviera dispuesto a respetar la “autodeterminación” de esta nación la postura correcta hubiera sido reconocer a quien los venezolanos determinen que, por ley, es el Presidente, así, un punto verdaderamente neutral, pero no, México cayó en el jueguito de muchos otros países y tomó un bando que, por cierto, muchos consideran que va a ser el perdedor.

Pero pues aquí se comprueba lo que muchos ya sabíamos desde hace tiempo, como en su buena época lo hizo Cuba, en tiempos modernos Venezuela ha sido un país que ha financiado movimientos opositores de marcada tendencia socialista/comunista, y ha infiltrado agentes en diferentes países para ir adoctrinando a las masas con el objetivo de difundir el mensaje “bolivariano”.

Eso es algo que, desde hace tiempo, se sabía aquí en México, y que el gobierno de Venezuela tenía ya un arreglo con MALO para apoyarlo con todo para que llegara a la Presidencia, para que éste, a su vez, después le diera el apoyo a Venezuela.

Aquí la cuestión es que, legalmente, Juan Guaidó tiene un argumento constitucional para asumir el cargo como lo está haciendo, mientras que Nicolás Maduro se ha “saltado” la ley para mantenerse en el poder; y es que, según la Constitución venezolana, la llamada Asamblea Nacional de Venezuela (que vendría siendo algo así como el Congreso de la Unión de México) tiene la facultad de determinar si el Presidente es apto o no para seguir ocupando el puesto, y que éste debe acatar la decisión de la Asamblea Nacional, pues ésta es elegida democráticamente.

La cuestión es que, en 2016, se renovó la Asamblea Nacional de Venezuela, y en esa elección los candidatos del partido “oficial” perdieron de manera apabullante, y los candidatos de oposición, incluyendo al propio Guaidó, fueron nombrados democráticamente por el pueblo venezolano.

Desde entonces el gobierno de Nicolás Maduro ha tratado de una forma u otra de “tumbar” a esta Asamblea Nacional, sacándose toda clase de argumentos ridículos para ello, pero sin éxito alguno; finalmente, y al ver que los opositores cada vez oponían más resistencia, Maduro decidió nombrar su Asamblea “ciudadana” que fuera su patiño en sus diversas tropelías.

Sin embargo, constitucionalmente, la Asamblea Nacional tiene entre sus facultades la posibilidad de determinar si el Presidente es apto o no para ocupar el puesto, por diversos motivos, y si considera que no, se puede desconocer al Presidente en funciones, poner como Presidente Interino al Presidente de la Asamblea Nacional, quien deberá convocar a nuevas elecciones para nombrar a quien quedará como Presidente de Venezuela.

A principios de este año se realizó una nueva elección para nombrar al Presidente, pero en ese momento la Asamblea Nacional determinó que Nicolás Maduro no era apto para seguir gobernando al país, en virtud a las múltiples y flagrantes violaciones a los derechos humanos más elementales, y además porque no existían las condiciones necesarias para garantizar que las elecciones fueran verdaderamente libres o democráticas.

Pero Maduro, como cualquier dictador, se pasó la ley por el “arco del triunfo” (¿Les recuerda a alguien aquí en México?) E hizo lo que se le pegó la regalada gana; en “protesta” la oposición no participó en la elección y, aunque tenía la mesa puesta y no necesitaba hacer trampa, se documentó la descarada manipulación y coacción del voto por parte del gobierno de Nicolás Maduro.

Por ello, muchos venezolanos comenzaron a exigirle a la Asamblea Nacional que interviniera, desconociera a Nicolás Maduro y se nombrara a un Presidente Interino que convoque a nuevas elecciones, que es lo que ahora está haciendo Guaidó nombrándose Presidente “Legítimo” de Venezuela.

Regreso a lo que comenté hace unos momentos, si México, o específicamente el gobierno de López Hablador, de verdad estuviera siguiendo lo que dice la Doctrina Estrada la postura no debió ser ni a favor de Maduro ni de Guaidó, sino señalar que se debe determinar, legalmente, cuál de los dos bandos tiene la razón y con ese entablar o mantener las relaciones diplomáticas.

Pero no, aquí se vio clarito hacía dónde apuntan los intereses de MALO y compañía, y me pregunto, si al final Guaidó y los suyos logran su cometido, ¿cuál será la postura de México? ¿Se desdecirá de apoyar a Maduro? ¿Se mantendrá en la misma postura y desconocerá al nuevo gobierno venezolano? Solo el tiempo lo dirá.

Obviamente los chairos andan a todo lo que da con sus maromas para tratar de justificar las cosas; primero, se andan colgando con que esta crisis en Venezuela es provocada por los Estados Unidos, que Juan Guaidó es un “esbirro” de la “ultraderecha”, a pesar de que, en realidad, Guaidó es de izquierda, aunque una un poquitito más moderada que la que representa Maduro.

Ahora, es cierto, los gringos no hacen nada de a gratis, y es innegable que tienen intereses muy turbios en Venezuela, pero…¿qué creen? Que tampoco los chinos, rusos ni ningún otro país que hoy apoya a la dictadura madurista lo hace por “puro amor al arte”, de hecho, lo hacen porque, de caer el gobierno de Maduro, verían afectados sus propios intereses.

Al final ningún país es “hermanita de la caridad”, pero si en este proceso se logra devolver la estabilidad, se mejoran las condiciones de vida y se respetan los derechos humanos elementales, pues creo que nadie en su sano juicio diría que no, bueno, salvo los chairos más fanatizados, pero por eso dije que nadie EN SU SANO JUICIO.

Otra “maroma” que se andan aventando los chairos es cómo aquí en México los “fachos” (o derechairos, dicen ellos) andan exigiendo que se reconozca a Juan Guaidó como Presidente de Venezuela y, en cambio, en 2006 se burlaron cuando MALO se autonombró “Presidente Legítimo” de México; quizá porque la diferencia es que Guaidó lo está haciendo en el marco constitucional, y con el debido respaldo de la mayoría de legisladores, mientras que aquí en México López Hablador hizo todo este ridículo por puro berrinche, y sin ningún sustento constitucional ni legal, ni el apoyo del Congreso, pero bueno, ahí vemos lo ignorantes que son realmente los chairos, a lo mejor lo entienden si se los explicamos con manzanitas o con la historia del plomero que ellos tanto han mentado.

Al final, esta situación en Venezuela va a dejar mucho dolor, pero esperemos que, al final, las cosas salgan lo mejor posible para todos ellos, y no nada más para un puñado como hoy pretenden algunos.

Pasando a temas nacionales, tengo mucha tela que cortar así que trataré de ser breve; el primer tema, cómo no, tenía que ser el de la explosión de un ducto de Pemex en Tlahuelilpan, Hidalgo; para cuando escribo la cifra de muertos ha alcanzado ya las 107 personas, más las que se puedan sumar en próximos días.

Si algo así hubiera ocurrido en sexenios anteriores, los chairos hubieran acusado directamente al Presidente de la República de haber orquestado toda esta tragedia y andarían con sus consignas de “fue el Estado”, pero como ahora el que gobierna es López Orador, pues resulta que “no se puede culpar” al Presidente porque él no mandó a esa gente a andarse robando el combustible, lo cual es verdad, pero, como lo señalé en su momento cuando murieron Rafael Moreno Valle y Martha Érika Alonso, hoy MALO está cosechando lo que él por más de 12 años estuvo sembrando: odio, resentimiento y desconfianza en las instituciones.

Obviamente hay imbéciles que, como antes estuvieron los chairos, hoy insisten en que todos estos muertos son “de MALO”, pero pues no; sí hubo negligencia, tibieza si se quiere ver así, pero al final esto que pasó es una tragedia que no se le desea a nadie.

Lo que sí es una irresponsabilidad tremenda es que ahora MALO busque lucrar con esta tragedia, pues anunció que, a partir de ahora, se dará un “apoyo” de 8 mil pesos mensuales para “animar” a los huachicoleros a que dejen de robar el combustible; esto, junto con las declaraciones de MALO de que los muertos en la explosión de Tlahuelilpan robaban “por necesidad” nos demuestran que al “Pejidente” le vale un soberano cacahuate el tema del huachicoleo, todo lo hace nada más buscando aplausos.

Y es que durante estas semanas la Presidencia había mandado un mensaje de “cero tolerancia” al huachicol, los chairos ya estaban bien “entrados” en esta dinámica y, de pronto, sale MALO con que siempre no, que los huachicoleros también son víctimas, no delincuentes, y que para ayudarlos hay que darles apoyos gubernamentales para que dejen de robar combustible.

Digo, de verdad hay que estar mal de la cabeza para no entender una cosa: la gran mayoría de los huachicoleros no lo hacen por necesidad ni porque vivan en pobreza extrema, de hecho, la gente verdaderamente necesitada no tiene que andar cometiendo ilícitos para ganarse la vida, estas personas prefieren ganarse, honradamente, lo que tienen, aunque sea muy poco.

¿Saben quiénes sí buscan las salidas fáciles? Los “baquetones”, los gandallas, los “valemadristas” que se sienten muy “fregones” brincándose la ley; es gente “mamila” que, nada más empiezan a tener algo de dinerito, se compran unas camionetonas del año, joyas, electrónicos y ropa de marca, les gusta presumir de que “les va bien”.

¿Ustedes creen que esa gente se va a conformar con 8 mil “varos” al mes para dejar ese estilo de vida? ¡Obvio que no!, Van aplicar aquella de “a la gorra no hay quien le corra”, van a agarrar el dinero y, de todos modos, seguirán con su “trabajo”, como si nada, porque además saben que al gobierno le tiembla la mano para hacer valer la ley.

Todos vimos lo que pasó con los militares que descubrieron a los huachicoleros robándose el combustible en Tlahuelilpan, trataron de hacer que la gente se fuera, pero los habitantes se les pusieron “al brinco”; además, se dice que recibieron órdenes desde arriba (del mismo MALO) de que mejor se retiraran, pues ese es el estilo de MALO; recordemos cuando fue “Peje” de Gobierno de la Ciudad de México, cuando fueron linchados unos judiciales en la delegación Tláhuac, argumentando que esos eran “los usos y costumbres” y que más valía “no meterse” con eso; MALO siempre ha sido un cobarde cuando se trata de hacer cumplir la ley, quizá porque él mismo no tiene la autoridad moral para hacerlo pues, cuando le conviene, quebranta la ley y, cuando también le conviene, la respeta, según sea el caso.

Lo vimos por ejemplo en las elecciones del año pasado y comparamos su actitud de entonces con el INE a su actitud en 2006 cuando el IFE anunció su derrota en las elecciones federales; ahora, porque le dio el triunfo, el INE fue una “institución seria” y democrática; en 2006, como no le dieron el gane, mandó al diablo a las instituciones porque no se sujetaron a sus caprichos, ¿Cómo alguien así le va a exigir a la gente que cumpla la ley? Simplemente no puede.

Y MALO puede apostar militares por todo el país para salvaguardar los ductos, pero aquello sería no sólo una pérdida de tiempo, esfuerzo y capital humano, sino además una necedad porque, de todos modos, la gente va a encontrar la forma de seguir haciendo esto.

¿Quieren saber cuál va a ser la solución? Hacer cumplir la ley, castigar a los culpables, no premiarlos ni “compensarlos”, no darles apoyos para que “dejen de delinquir”, la única forma de asegurar que un criminal deje de serlo es precisamente castigándolo, no premiándolo para “motivarlo”, porque así no funcionan las cosas.

En otro tema, muy indignados andan los chairos luego de que esta semana se confirmara que Felinillo Calderón y su “ñora” Margarita Zavala iniciaron el proceso para fundar su propio partido político, México Libre; según los chairos, es una aberración que un político frustrado y acomplejado quiera fundar su propio partido político para hacerlo un negocio familiar y andar viviendo de la “chichi” presupuestal.

¡Dónde se ha visto un caso así!…Ah sí, ya me acordé de un ejemplo ¡El Peje!. Que ahora no nos salgan los chairos con ridiculeces, porque todo argumento que quieran lanzar contra el Calderas también embarra a su “viejito chulo”.

Además, si tanta indignación les causa a los chairos la creación de un nuevo partido político, ¿por qué no han dicho nada del proyecto Redes Sociales Progresistas (RSP) promovido por la “maistra” Elba Esther Gordillo? Quizá sea porque este movimiento, al igual que el proyecto del Partido Auténtico Zapatista –encabezado por descendientes directos de Emiliano Zapata– son afines al movimiento de López Orador y, se dice, ya tienen el “amarre” para ser simplemente partidos satélite de Morena, como el PVEM con el RIP en sus buenos tiempos, para ir en coalición permanente y aumentar así el presupuesto del que pueda disponer MALO y su gente para las campañas.

Específicamente hablando del RSP, es increíble el grado de desfachatez de la “maistra” Elba Esther y su familia, pues la imagen oficial de este movimiento es…¡el rostro del Peje! Hasta ese punto están las cosas…¿y los chairos qué dicen de esto? ¡Absolutamente nada! Ah, pero que Felinillo Calderón y Margarita Zavala quieran fundar su propio partido sí está mal…¡hipócritas!.

Pasando a temas estatales, esta semana comenzó la Feria Internacional del Turismo en España, y por la “Madre Patria” anduvieron funcionarios estatales, entre ellos el Secretario de Turismo, así como algunos Presidentes Municipales.

Curiosamente, parece ser que, otra vez, el “gober” y su gente le siguen haciendo el “fuchi” a Puerto Escondido y sus gobernantes, pues este año, de los municipios en la Costa, nada más se invitó a los ediles de Huatulco y Pochutla; el primero, un júnior del RIP como el “Tigrito” Alejandro Murat, y la segunda la ahora “consentida” de Morena –y del “gober”– en la Costa: Saymi Pineda.

Huatulco ya tiene suficiente promoción, pues recordemos que es un destino planeado y administrado desde la Federación, por lo que el gobierno estatal debería centrar sus esfuerzos en los otros municipios; y en el caso de Pochutla, no es por menospreciar, pero la verdad es que otros municipios de la Costa tienen muchísimo más que aportar que Pochutla, por ejemplo Tonameca tiene Mazunte, San Pedro Mixtepec y Colotepec tienen a Puerto Escondido, Tututepec tiene las Lagunas de Chacahua y Cerro Hermoso, y así nos podemos ir, mientras que Pochutla tiene así como principal atractivo Zipolite, pero pues aún esta comunidad no está recibiendo la atención debida pues, a estas alturas, ya el Gobierno del Estado debería haber declarado oficialmente –y no solo implícitamente– a Zipolite como la primera playa nudista de México, pero no, nada más se andan haciendo “panejos”.

Lo que vemos es que hay algo en contra de Freddy Gil Pineda, a pesar de que éste fue un aliado invaluable para el triunfo del “Rorro” Murat, ahora éste le paga con una traición a Freddy Gil y compañía, quizá porque no es “de los suyos”, los juniors alzados y prepotentes, y como es más “campestre” pues lo discriminan.

Lo que es un hecho es que esto, lamentablemente, también afecta a Puerto Escondido como destino turístico, pues descaradamente estamos viendo, una vez más, el favoritismo hacia Huatulco, pues apenas vamos acabando el primer mes del año y ya ha habido tantas giras de trabajo, inauguraciones y demás en Huatulco, y aquí en San Pedro Mixtepec apenas nos va a dar el “gober” el “honor” de celebrar una audiencia pública, aunque al final sabemos que eso va a servir para lo mismo “que se le unta al queso”, absolutamente nada.

En temas locales, y hablando del municipio de San Peter, hace unas semanas en la página oficial del ayuntamiento se comenzó una encuesta donde se le preguntaba a la ciudadanía qué es lo que preferían, que se realizara el famoso Puerto Fest 2019 o que se invirtiera ese recurso en diversas obras y acciones en Puerto Escondido.

Demostrando una vez más esa famosa frase de que a muchos ninguno chile les embona, vimos en esta encuesta esa actitud; el año pasado que se anunció el Puerto Fest, y también las actividades de las Fiestas de Noviembre, no faltaron los chairos y “ardillitas” contra la administración municipal quejándose de que por qué Freddy Gil y compañía decidían por todos lo que se debía hacer, que deberían consultarle al pueblo.

Ahora, este año finalmente deciden hacerlo y muchos de los que el año pasado criticaron que no se consultara ahora se quejaron ¡porque consultaron! Y es que, según ellos, las autoridades se supone que fueron electas precisamente para realizar la toma de decisiones…¡Con una raja de…! El chiste es hacerla de “pedido” por todo, sin importar lo que sea.

Porque les aseguro que, se decida lo que se decida, estos “eternos inconformes” ya tienen el argumento para llevar la contra; si se decide hacer el Puerto Fest, que es un desperdicio de dinero, que se debían ejecutar obras, que la encuesta estaba amañada; si se decide ejecutar obras, se van a quejar que dónde quedó el fomento a la actividad turística y la reactivación de la economía, dirán que todo es plan con maña para ejecutar obras “infladas” y tranzarse el dinero, en fin, de que hablarán, lo harán.

Obviamente, en parte tendrán razón, pues es obvio que nuestros gobernantes no dan paso sin huarache, y que aun cuando se quieren portar muy “buena onda” es porque tienen algún motivo de por medio.

Espero que, algún día, tengamos una administración municipal verdaderamente transparente, que rinda cuentas no solamente durante los soporíferos informes de gobierno, sino que en cualquier momento la ciudadanía pueda ir, consultar cualquier obra, proyecto o propuesta que se haya presentado, sin trabas burocráticas, sin excusas ni pretextos, y así podamos saber a ciencia cierta en qué, cómo, dónde y a quien se le está pagando en cada obra, pero pues también los ciudadanos debemos exigir, no solamente insultar o llevar la contra por el puro gusto de “xoder”, pero para eso nos falta muchísimo, aunque, en el fondo de mi corazón, espero que no tanto.

En fin, por ahora me despido, recordándoles que mi correo electrónico sigue siendo escualo@escondido-dd.com

Comentarios