Ebrio motociclista chocó contra señalamiento sobre la Carretera Costera.

San Pedro Pochutla, Oax. Un motociclista quien, aparentemente, venía manejando a exceso de velocidad y en estado de ebriedad, y su pareja sufrieron lesiones menores luego de que se impactaran contra un señalamiento vial sobre la Carretera Federal número 200, mejor conocida como la Costera del Pacifico, cuando se dirigían hacia Bahías de Huatulco.

La persona, identificada como Jesús N., alias “La Cuija”, de 38 años de edad y vecino de la comunidad de Zapotengo, en San Pedro Pochutla, sufrió el percance cuando venía circulando sobre la Carretera Costera con dirección a las Bahías de Huatulco, alrededor de las 16:30 horas de este miércoles 9 de enero del año en curso, a la altura de la recta, pasando la entrada a la Playa Tembo.

Jesús venía acompañado de su pareja y, de acuerdo a los paramédicos que atendieron a ambos, al menos “La Cuija” tenía aliento alcohólico, lo que hace presumir que, al momento del accidente, Jesús venía bajo los influjos del alcohol. Aparentemente, debido al estado en que venía, Jesús no calculó bien su maniobra y, al ir avanzando, no se dio cuenta que iba a impactarse contra un señalamiento vial a un lado de la carretera, hasta que fue muy tarde, pues el vehículo ligero golpeó contra el metal de la señalización, causando que sus dos tripulantes cayeran a la carpeta asfáltica.

Tanto Jesús como su pareja sufrieron lesiones menores, en su mayoría golpes leves y algunas quemaduras por abrasión, pero afortunadamente la situación no pasó a mayores, a pesar de que ninguno de los dos tripulantes llevaba el correspondiente casco de seguridad.

Al escuchar el incidente, vecinos del lugar salieron a ver qué es lo que había sucedido y corrieron a auxiliar a los tripulantes de la moto, notando que el conductor del vehículo ligero presentaba aliento alcohólico; finalmente llegaron los paramédicos del cuerpo de bomberos El Pochutleco, quienes confirmaron que los lesionados se encontraban fuera de peligro y solamente presentaban heridas menores que no ameritaban hospitalización.

Comentarios