Poética y Epigrama

Poética y Epigrama

Responsable: Ing. Abel E. Baños Delgado.
abel_emigdio@yahoo.com.mx

Efectivos de las Fuerzas Armadas tomaron el control de 58 instalaciones clave de Petróleos Mexicanos (Pemex) como parte del Plan Conjunto de Atención a Instalaciones Estratégicas de Pemex, presentado ayer por el presidente Andrés Manuel López Obrador para combatir el huachicoleo.

Excélsior  04/01/19


El sucio “huachicoleo”

recibió una bofetada;

el PRIAN por lo que veo

estuvieron de recreo

¡porque ellos no vieron nada!


Sección Poética

Paraíso perdido

Autor: Ing. Abel E. Baños Delgado.

He caminao por la vida
siendo un hombre muy derecho;
no me han gujtao laj chanderaj,
lo digo a grito muy recio;
puej mij papaj me enseñaron
con bejucoj y el ejemplo,
dende que era un chiquitillo
siempre a respetá lo ajeno;
jamaj a ojuendé a laj gentej
y miraloj con rejpeto.

Aunque me miran aindiao
solamente lo parejco;
puej mi papa era una cruza
de una negra de mi pueblo,
con uno de esoj caciquej,
pinotepense por cierto,
de esoj que riegan muchitoj
así como lo hace el viento,
con la’sojaj de loj paloj
nomaj botadaj al suelo.

Mi mama era carriceña
y mi agüelo era ijcapeño;
su pelo era de itayata
o sea lacio y bien ejpeso;
nunca acectó que era una india
y lo gritaba su ajpecto;
por eso todoj su’sijoj
salimoj bien dijparejoj:
unoj bien acuculujtaoj
y otroj ejcurrido el pelo.

Crecí libre de ataduraj
entre el chagüe y el encierro;
apersogando a loj burroj;
iyendóme a trai loj leñoj;
con la tarecua en la mano
cortando bramilla o bledo;
pejcando loj popoyotej
y mojarraj con anzuelo;
o cortando loj chipilej
pa’ un caldazo bien ejpeso.

Fue bien chula mi niñej,
con nojtalgia la recuerdo;
puej de eso hace munchoj añoj;
cuando eran otroj tiempoj;
cuando sujruíamoj pobreza
de centavoj, de dinero;
pero había una gran riqueza
en loj bajoj, en el cerro,
había paloj, alimalej
y la hermandá entre loj negroj.

Con loj añoj sobre el lomo
me llegan loj pensamientoj
y siento desejperanza
de lo que ha dejao el tiempo:
la ingratitú de laj gentej,
que ha dejtruido sin remedio
montej, ríuj, aigre, alimalej,…
ya miro que no ej mi pueblo;
por lo que digo muy trijte,
en el alma el dejconsuelo:
aquel paraíso chulo
¡ya no lo veré ni en sueñoj!

Comentarios