Riña familiar terminó con una mujer lesionada en Puerto Escondido.

Puerto Escondido, Oax. Una llamada telefónica alertó a los elementos de la Policía Municipal de San Pedro Mixtepec sobre una persona del sexo femenino que se encontraba lesionada y tirada sobre la Calle Benito Juárez de la Colonia Aeropuerto de esta ciudad, por lo que al lugar se trasladaron los uniformados quienes, al arribar, observaron sobre la banqueta a una mujer inconsciente y quien sangraba de la cabeza, la cual fue trasladada por sus familiares al Hospital General de este Puerto, en donde fue internada.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 21:00 horas de este miércoles 5 de diciembre, cuando los elementos de la Policía Municipal de San Pedro Mixtepec recibieron el reporte sobre una riña en la Calle Benito Juárez de la Colonia Aeropuerto, y que debido a la riña en el lugar una persona había resultado lesionada.

Por lo que rápidamente se dirigieron al lugar los uniformados, quienes localizaron a una persona del sexo femenino que había perdido el conocimiento y que sangraba profusamente de la cabeza.

Los Policías Municipales procedieron a verificar el estado de salud de la persona quien, de acuerdo a la versión proporcionada en el lugar por sus familiares, fue identificada como L.G.C., de 42 años de edad, con domicilio en la misma Calle Benito Juárez de la Colonia Aeropuerto.

De acuerdo a los familiares de la mujer lesionada, la fémina sufrió sus heridas debido a una riña familiar entre la mujer y su esposo; según las declaraciones de estos familiares, los cónyuges suelen ingerir juntos bebidas embriagantes, pero, después de un rato de estar tomando, empiezan a discutir y, en ocasiones, han acabado en agresiones físicas.

Sin embargo, en esta ocasión las cosas se salieron de control y estuvieron a punto de concluir en una desgracia pues, narraron los testigos, como en otras ocasiones las cosas comenzaron con normalidad, marido y mujer empezaron a beber juntos, después de un tiempo empezaron a discutir acaloradamente y, de ahí, comenzaron las agresiones físicas.

Pero esta vez la esposa cayó al suelo, aparentemente jalando a su marido con ella y éste, embrutecido por el alcohol y con la “sangre caliente” por la pelea, le propinó un fuerte golpe a su contrincante y esposa, dejándola inconsciente.

Aparentemente, el hombre se asustó al ver que, de un solo golpe, su mujer había dejado de moverse, temiendo que la hubiera matado, por lo que corrió a esconderse dentro de su domicilio; sin embargo, según pudieron comprobar los Policías Municipales, lo que en realidad sucedió es que la alta concentración de alcohol en la sangre, aunada al golpe recibido, bastaron para “noquear” a la señora L.G.C., quien finalmente fue hospitalizada.

Al confirmar que la mujer no estaba en peligro mortal, más que aquel en que ella misma se puso al ingerir grandes cantidades de alcohol, los Policías Municipales se retiraron del lugar al no haber delito en flagrancia que perseguir.

Comentarios