Concluyó la edición número 30 del Torneo Internacional del Pez Vela en las Fiestas de Noviembre.

Puerto Escondido, Oax. Mucha adrenalina se vivió en el 30º Torneo Internacional de Pesca Deportiva del Pez Vela que se realizó lugar del viernes 16 al domingo 18 en el marco de las Fiestas de Noviembre Puerto Escondido 2018 en el que compitieron 222 embarcaciones; Víctor Hugo Alba Orta, procedente del estado de Guerrero, se proclamó campeón al capturar un pez vela de 43 kilos con 800 gramos; el segundo lugar fue para Carlos Cuadra, de Michoacán, quien presentó una captura de 40 kilos con 200 gramos y el tercer lugar fue para Adolfo Barril de Ventanilla, quien capturó un vela de 37 kilos.

En el último día de competencia, minutos antes de culminar el evento, llegó a la zona de pesaje un marlín de 133 kilos el cual fue capturado por Víctor Manuel Olmos Ramírez procedente del estado de Veracruz, este gran ejemplar desbancó al marlín de 122 kilos que había presentado Gumercindo López de Bahías de Huatulco, en el tercer peldaño fue para Jaime Santos también de Bahías de Huatulco al presentar un pez de 110 kilos.

En la categoría de pez Dorado, el primer lugar fue para Marco Polo Ugalde de Puerto Escondido, quien capturó un ejemplar de 22 kilos, el segundo lugar fue para Jesús y Eduardo Aguilar, también de Puerto Escondido, por el Dorado de 19 kilos 200 gramos que presentaron en el área de jueces, Fermín Canseco, de la Ciudad de Oaxaca, se quedó con el tercer lugar por el pez de 17 kilos que capturó; el premio de liberación fue para José Víctor Ávila del estado de Guerrero.

Cientos de espectadores disfrutaron de este magno torneo, sin embargo, la mala organización fue notoria, no hubo área boyada de ascenso y descenso de embarcaciones lo que provocó que el primer día de competición un turista fuera arrollado por una embarcación al pretender ser varada; además, una embarcación procedente de Salina Cruz se volteó mar adentro la noche del segundo día de competencia.

Lamentablemente un joven vacacionista de 21 años se ahogó la madrugada del domingo, el joven turista, originario de Puebla, se introdujo al mar en estado de ebriedad, y la falta de alumbrado público en la zona retrasó las labores de rescate por lo que, para cuando finalmente fue localizado, ya era demasiado tarde.

Comentarios