Si hay algo que caracterizó por mucho a los políticos de la “vieja guardia” del RIP eso fue su prepotencia y arrogancia, pues eran los típicos politiquillos que se sienten que sus “gases” no huelen y que la tierra que pisan no los merece.

Un claro ejemplo de esto lo tenemos con el próximo Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, quien en estos últimos días ha dado mucho de que hablar y, más aún, nos está dando una “probadita” de lo que nos espera (y ya estamos viendo) con muchos de los próximos funcionarios federales en la administración de MALO.

Por ejemplo, la semana pasada circuló un video en donde se observa a Jiménez Espriú, junto con comuneros de San Salvador Atenco, haciendo un “recorrido” por varios terrenos en los alrededores de la zona del Lago de Texcoco, en donde se está construyendo (todavía) el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Durante el recorrido, el próximo titular de la SCT se metió a un terreno cuando, de pronto, le salió al paso una mujer quien les exigió a Javier Jiménez Espriú y sus acompañantes que se retiraran del lugar.

En vez de obedecer, pues finalmente se estaban metiendo sin permiso a una propiedad privada, Jiménez Espriú no negó la “cruz de su parroquia” y demostró que, aunque la mona se vista de seda, mona se queda, pues a pesar de que hoy dice ser “morenista” de corazón, en realidad sigue siendo de esos prisistas rancios de toda la vida: arrogantes, prepotentes y más sangrones que un vampiro accidentado.

Así que Jiménez Espriú, en lugar de retirarse con su gente, interrogó todavía retador a la mujer, preguntándole “quién era ella” para correrlo, a lo que la dama le respondió que ella era la apoderada legal del predio.

Al ver que llevaba las de perder, el próximo titular de la SCT quiso dar el típico “charolazo”: presumir sus influencias o cargo, diciéndole a la mujer que él era el “próximo Secretario de Comunicaciones” y “advirtiéndole” a la dama que “fueran preparando sus papeles” pues, sentenció, el 2 de diciembre “estarían de vuelta” para revisar que “todo esté en orden”.

Esto obviamente sabemos que fue una nada velada amenaza y, como decía hace un momento, una “probadita” de lo que nos espera con muchos de los funcionarios federales que integrarán la “Cuarta Transformación”: prepotentes y “mamilas” a más no poder.

Y lo peor, todavía ni llegan al cargo y ya se sienten la “mamá de los pollitos”, nada más recordemos el escándalo que hace unas semanas se armó cuando la doctora María Álvarez-Buylla, futura titular del Conacyt, envió un oficio donde le EXIGÍA al actual dirigente de esta dependencia a SUSPENDER las convocatorias para proyectos, becas y demás que pudieran llegar a “comprometer recursos” del ejercicio fiscal 2019.

Al final todo quedó en una simple bravuconada, pero esa es la clase de funcionarios de “primer nivel” que palomeó MALO para su gabinete, que desde ahorita quieren andar mandando como si fueran el mismo Presidente o ya estuvieran ostentando su cargo, cuando todavía les falta poco más de un mes para entrar en funciones.

Volviendo al tema de Javier Jiménez Espriú, esta actitud suya le valió muchísimas quejas y rechiflas, especialmente de parte de los comunicadores en diversos medios, quienes coincidieron en señalar que en esta situación pudieron ver a esos viejos políticos del RIP, lo cual obviamente no es ninguna sorpresa si recordamos que Jiménez Espriú fue funcionario de gobierno en el sexenio de Miguel de la Madrid.

Así que aquí demostrado que, lo que bien se aprende, no se olvida; como buen “dinosaurio” del RIP, Javier Jiménez Espriú se quedó con esa actitud de “perdonavidas” y sabemos que una vez que sea titular de la SCT va a querer que todos les rindan pleitesía, como si fuera el mismo Dios en la tierra.

Desafortunadamente sabemos bien lo que eso significa, funcionarios como estos son los que se sienten “intocables”, no toleran las críticas, aunque sean constructivas, y mucho menos van a soportar que alguien les lleve la contra, son de esos que sienten que nada más sus chicharrones truenan y que todos los demás estamos para hacerles reverencia, sin derecho a cuestionar ni criticar nada, porque lo que ellos dicen y hacen es la “neta del planeta”.

Y esto vemos que va a ser una constante en este gobierno de cuarta…transformación: desde el mismo MALO sabemos que es así, cuando los medios lo “chulean” y hablan bonito de él todo es miel sobre hojuelas, ¡Ah! Pero como esos mismos medios empiecen a exhibir sus incongruencias o, peor aún, sus errores y fracasos, entonces López Hablador se pone como “toro loco” y empieza a repartir insultos a diestra y siniestra, tildando a esos mismos medios que otrora decía que eran muy “imparciales” y “comprometidos” con la democracia de ser “medios vendidos” a la Mafia del Poder, o ser “medios fifís” que solamente obedecen a los intereses de los “poderosos”.

Si así está la cabeza…¿Qué podemos esperar del resto del cuerpo? Mejor nos vamos acostumbrando a que, con López Orador, vamos a vivir en ese país de censura y persecución que tanto decían los chairos que teníamos en los sexenios pasados, aunque en realidad nunca hubo tal, y el mejor ejemplo son ellos mismos pues si las cosas hubieran estado tan mal como las pintaban, el día de hoy no estarían todavía despotricando contra el RIP, PAN y demás partidos tan frescos como una lechuga, sino que ya estarían en el “frescobote”, en el mejor de los casos, sino es que tres metros bajo tierra.

En fin, volviendo al tema de Jiménez Espriú, les comentaba que el próximo titular de la SCT ha dado mucho de qué hablar en los últimos días, no solamente por este vergonzoso momento captado en video, sino porque ya dejó ver que él es el que está más “perro” en que se cancele el NAICM y se habilite la base aérea de Santa Lucía para operarla junto con el actual aeropuerto de la Ciudad de México.

Y pues no es para menos si, dicen las malas lenguas, Jiménez Espriú tiene unas “tierritas” en los alrededores de Santa Lucía, las cuales obviamente subirían muchísimo de valor si este lugar se habilita como un “agregado” al aeropuerto de la CDMX.

El problema obviamente es que aquello que tanto critican los chairos y esgrimen como su principal “argumento” contra el NAICM es justamente lo que MALO y su gente están haciendo: hay muchísima opacidad en lo que va a ser el proyecto real en Santa Lucía, de hecho, hay una entrevista televisiva en donde Javier Jiménez Espriú demuestra que no tiene ni siquiera idea de la propuesta que, supuestamente, él mismo está presentando sobre la base aérea de Santa Lucía.

Pero hay todavía más problemas, y es que además estamos viendo el burdo intento de Jiménez Espriú (y obviamente MALO) de manipular la información a su favor; recientemente el próximo titular de la SCT dio a conocer un supuesto informe de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) en donde, aparentemente, esta organización con presencia en varios países del mundo consideraba la base aérea de Santa Lucía como una “opción viable” al NAICM en Texcoco.

Excepto que la misma OACI tuvo que salir a desmentir esta situación, y señalando que en realidad lo que Jiménez Espriú leyó fue un extracto, específicamente seleccionado y sacado de contexto, para hacer parecer que esta organización apoyaba el proyecto de MALO.

En realidad, según esta organización de aeronáutica, la única opción real para México es el NAICM, toda clase de expertos coinciden en este punto, no hay ni un solo estudio serio que respalde la base aérea de Santa Lucía, MALO y su gente simplemente quieren manipular la opinión pública apelando a la lástima, pues nos dicen que el proyecto del NAICM “atenta” contra el medio ambiente y que va a acabar por destruir el lago de Texcoco.

Sin embargo, hay dos puntos aquí que los chairos no dicen, ya sea por simple ignorancia o porque de verdad esto del medio ambiente les vale “una pura y dos con sal” y, simplemente, se oponen al proyecto por puro fanatismo y cerrazón.

El primer punto es que el proyecto del NAICM tiene como una de sus prioridades el cuidado ambiental, y es precisamente una de las razones por las que, dicen los expertos, se han aumentado considerablemente los costos, pues toda el agua que se extrae del terreno se está usando para rellenar otra parte de la laguna, donde se creará una reserva natural para conservar el ecosistema original de la zona, de manera que la construcción del NAICM es sustentable y se busca que tenga el menor impacto posible en la ecología del lugar.

El otro tema es que MALO y su gente se dicen muy “preocupados” por evitar un ecocidio, y sin embargo el próximo “Pejidente” ya dijo que, nomás porque a él se le “hinchan” se va a construir, sí o sí, el dichoso Tren Maya, que esa obra no se va a someter a consulta (porque él la propuso y no quiere que nadie diga que no) a pesar de que ahí se menciona que, dentro del proyecto que hasta ahora ha mencionado López Hablador, el dichoso tren pasaría por varias reservas naturales, pero ahí sí ¡al diablo la ecología!.

Así que simplemente no hay argumentos reales para justificar la oposición de MALO y su gente al NAICM, a menos que consideremos el de la envidia política, ya que como no fue SU proyecto, está mal y se debe cancelar, aunque sea de beneficio para el país, no solamente en el tema turístico, sino comercial, pues haría a México un importante centro de comercio internacional al contar con una mejor terminal aérea, y sobre todo por su posición estratégica en el mapa.

Según los chairos nada de esto importa porque hay “mucha corrupción” en torno a este proyecto…esto a pesar de que la información de los contratos, los gastos e inversiones están al alcance de cualquiera, de hecho, muchos expertos internacionales y nacionales han reconocido que existe una gran transparencia en cuanto a este proyecto, y señalan que si así se hicieran todas las obras en nuestro país (con ese nivel de transparencia) otro gallo nos cantara.

Al final ya sabemos que esto es pura manía de MALO y su gente, el mismo “Pejidente” sabe que el NAICM es la mejor opción, pero es demasiado cobarde para decirlo, porque sabe que sus chairos se le van a echar encima, ellos ahorita quieren “sangre” y no van a quedarse contentos hasta no “tumbar” la obra del NAICM.

Aunque, mañosamente, MALO quiere hacer su “consulta a modo”, la cual, por cierto, no tiene sustento legal (como lo ha reconocido el propio Jiménez Espriú) pero como en México, y especialmente tratándose de MALO, las leyes e instituciones no tienen ninguna importancia (a menos que le beneficien a él) pues simplemente las ignora y sanseacabó.

La cosa es que, dicen las malas lenguas, MALO ya tiene todo planeado para su consulta, con un muestreo mínimo (apenas un millón de boletas para todo el país) las cuales, aseguran, solamente se van a repartir en municipios donde Morena haya ganado de forma contundente y rotunda, es decir, donde los seguidores de MALO sean mayoría aplastante y, por tanto, sean fácilmente manipulables, nada de municipios donde las pasadas elecciones hayan sido muy “cerradas”, porque eso quiere decir que hay presencia de gente de otros partidos y esos podrían “arruinar” el muestreo que MALO quiere, pues él solamente quiere votos que digan lo que él les mande, simplemente para poder “lavarse las manos” diciendo que fue el pueblo “el que decidió”; ya en su momento lo dije, a ver si no el propio MALO acaba siendo víctima de su misma lengua larga y su gente vota con el hígado y no con la cabeza.

Por otro lado, esta semana entró a la Cámara de Senadores una iniciativa para reducir al 50% el IEPS y, así, reducir de manera efectiva el precio de la gasolina en todo el territorio nacional; no olvidemos que, desde el 1 de septiembre, Morena tiene mayoría absoluta tanto en la Cámara de Senadores como de Diputados (en la primera, por cierto, gracias al apoyo “desinteresado” del “gober” Manuel Velasco) y, por tanto, lo que los “morenos” decidieran se aprobaba, sí o sí.

Y, sin embargo, a pesar de esto, la votación al final en el Senado fue de un rotundo “no” a esta propuesta, por lo que el IEPS seguirá igual y, por tanto, también el precio de la gasolina seguirá como hasta ahora.

Obviamente los chairos ahora sí son muy comprensivos y nos “explican” que es que no se puede reducir el IEPS porque habría un gran “déficit” presupuestal en México, es decir, la federación estaría percibiendo menos recursos para invertir en programas de asistencia social y demás.

Como dijera en uno de sus spots televisivos el “Miado”: “¡n’hombre! ¡Unos genios!”; ahora resulta que los chairos saben perfectamente que el IEPS no se puede reducir, pero en campaña ellos estaban “xode” y “xode” con que votando por MALO y dándole el “5 de 5” los legisladores de Morena iban, por decreto, a reducir el precio de las gasolinas, que mágicamente iba a empezar a brotar petróleo de la tierra para que México dejara de importar crudo y empezara a refinar aquí su propia gasolina, que se iba a eliminar el IEPS y demás cosas más.

De hecho, déjenme recordarles que, en campaña, dos de los “candidotes” prometieron bajar el precio de la gasolina: MALO y Ricky Riquín CAnayín, ambos hablaron de reducir el IEPS y MALO hasta fue más allá, diciendo que México iba a dejar de importar crudo, que aquí íbamos a refinar nuestra propia gasolina y demás (otra promesa que tampoco se vislumbra que vaya a cumplirse en un futuro cercano).

El Bronco de plano ni habló del tema y el único candidato que tuvo los “d’estos” bien puestos para decir que bajar el IEPS no solo no era recomendable, era hasta irresponsable, y que por tanto el esquema para calcular el precio de la gasolina debía seguir siendo como hasta ahora fue el Pepe “Mid”, a quien en ese entonces los chairos no bajaron de ratero y corrupto, señalando que si MALO decía que se podía hacer es porque sí se podía.

Pero como dijeran por ahí: ¡Toma chango tu banana! Ahí está su “sí se podía”, queridos chairos; ah, pero ahora ellos andan con sus maromas mentales para justificar lo injustificable; no faltaron los que salieron con eso de que reducir el IEPS iba a causar un “déficit” presupuestal.

Otros salieron con sus típicos ataques con frases tipo: “como si los del PRIAN sí hubieran votado a favor de reducir el IEPS” o inclusive algunos perdidos señalando que “MALO entra hasta diciembre, mejor exígele a Peña Miento” o los que ahora nos salen con “así le hubieran exigido al RIP estos 80 años”, y creen que con eso ya se sacaron la espina, pero ni maíz.

Para empezar porque los que estuvieron duro y dale fastidiando con que eso de reducir el precio de la gasolina era nada más cuestión de “voluntad” fueron los morenos, y el hocicón de Ricardo cAnaya, aunque la mayoría de sus correligionarios no estaban de acuerdo con él.

Es verdad, los chairos dicen que reducir el IEPS dejaría un déficit, que fue precisamente lo que muchos les dijimos en su momento, y, de hecho, si se quisiera, se podría reducir el gasto público y así, aunque se reduzca el IEPS, el gobierno federal no se quedaría sin recursos.

¿Cuál es el secreto? ¡Pues reducir programas sociales y demás programas “paternalistas”! Ah, pero eso no porque al final de cuentas lo que enojaba a los chairos no era que el RIP y demás partidos de la “Mafia del Poder” usaran estos programas con fines electoreros, sino que no era a favor de ellos ni de su partido político de preferencia, porque ahora que Morena va a usar esos mismos programas con fines electoreros todo está bien, y hasta más van a exigir los chairos, así que de una vez el gobierno vaya considerando subirle más al IEPS para cumplir todas las fantasías socialistas de la chairiza.

Pasando a temas locales, tremendo escándalo que se armó en días pasados en el municipio de San Pedro Mixtepec luego de que se diera a conocer que el Tribunal Electoral del Estado de Oaxaca (TEEO) aceptó el recurso de impugnación de la elección para Presidente Municipal de esta demarcación que promovió Morena.

Esto, según algunos “profesionales” comunicadores de la región, quienes simplemente demostraron que nomás no rebuznan porque no se saben la tonada, significaba que a partir de ese momento se estaría convocando a una nueva elección, o inclusive viéndose bien “arrastrados” y ya dando como ganador de la contienda a Gabriel Cerón.

Y pues no, la verdad es que ni una cosa ni otra es verdad; en realidad esto es apenas el comienzo de los “dimes y diretes”, ahora Freddy Gil puede promover su propia controversia, primero, ante la Sala Regional del Tribunal Electoral y, en segunda instancia, hacerla llegar hasta la famosa “Sala Xalapa” del Tribunal Federal Electoral, en donde se determinará la situación en última instancia.

Aquí hay tres posibilidades, la primera, y dicen muchos que la menos probable, que se confirme la decisión del TEEO y se anule el triunfo de Freddy Gil, basándose en las pruebas aportadas por la gente de Morena que demuestre, sin dejar lugar a dudas, que el RIP incurrió en delitos electorales, manipuló y alteró los resultados a su favor y varias cosas más.

La segunda posibilidad es la contraparte, y en la que Freddy Gil se está basando, que es buscar “tumbar” directamente la impugnación de Morena porque está “chueca”, si se acuerdan en su momento comenté que una de las bases de Freddy Gil es que el que era dirigente municipal de Morena en San Peter NO FIRMÓ de su puño y letra las actas y oficios presentados, sino que Gabriel Cerón, en contubernio con Salomón Jara, falsificaron las firmas para presentar su denuncia a modo, y que ahora este dirigente de Morena inició un juicio para denunciar esta situación por lo que si en el tribunal se llega a considerar siquiera esta posibilidad, bien se podría desestimar entonces la controversia presentada por los “morenos” y, por tanto, confirmar simplemente el triunfo de Freddy Gil.

Y la tercera posibilidad es que, a pesar de las pruebas presentadas por ambos lados, no se pueda aclarar bien el asunto, y entonces sí, se convocaría a una nueva elección extraordinaria la cual, aseguran muchos, volvería a ganar, y quizá con mucha más ventaja, Freddy Gil Pineda.

Así que en dos de los tres posibles escenarios el nopalteco tiene muchas posibilidades de salirse con la suya, y solo en una el escenario le pinta muy en contra.

Sin embargo, dicen las malas lenguas que esta determinación del TEEO no fue ninguna casualidad ni coincidencia, que hubo “mano negra” pues, según cuentan, el voto definitivo para aceptar la controversia vino de un juez quien estaba en la “cuerda floja”, buscando la reelección para seguir en este tribunal y a quien el mismo Salomón Jara le prometió el “apoyo total” de Morena para que siga en este cargo, siempre y cuando votara a favor de ellos.

Ahora, el asunto pasará al tribunal federal donde, dicen algunos, las cosas podrían volteárseles a los “morenos”; al final de cuentas será lo que el “Jefazo” determine, aunque hoy la ciudadanía está muy dividida.

Por un lado, están los que votaron por Freddy Gil, señalando que lo hicieron más por él que por su mismo partido, y por el otro lado está justamente lo contrario, los que votaron no por Gabriel Cerón, sino por Morena.

De hecho, muchos chairos locales reconocen que ellos ni siquiera conocen a Gabriel Cerón, no tienen idea de su experiencia o capacidad, pero votaron por él porque MALO les dijo que lo hicieran; aun así, muchos, incluidos algunos “morenos”, votaron en contra del “Gabo” precisamente porque lo conocen, y aunque apoyaron a Morena en todos los demás cargos, reconocieron que para Presidente Municipal votaron por Freddy Gil, por sus resultados.

Como siempre hay mucho fanatismo de un lado y del otro, cuando debemos reconocer y aceptar que los dos son seres humanos con defectos y virtudes, pero al final los resultados hablan por sí solos y, en este sentido, Freddy Gil se lleva de calle a Gabriel Cerón, no sólo por su trabajo, sino en su trato con la gente, pues él es una persona sinceramente sencilla, no finge como Gabriel Cerón una humildad que realmente no tiene, simplemente mientras trata de quedar bien, y eso para muchos hace toda la diferencia.
En fin, seguiremos de cerca el desarrollo de toda esta situación, pero por ahora, me despido, recordándoles a todos que mi correo electrónico sigue siendo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.