2157.- EL GRADO SUPERLATIVO; REGULAR E IRREGULAR

PREGUNTA:

René Luengas Pérez

Muy buenas tardes mi querido Fernando, ya hace algún tiempo que no te saludaba, aunque todos los días te tengo presente cuando recibo la "Píldora de Cultura".

Te transcribo literal la duda de una querida amiga, esperando contar con tus atinados comentarios. 

"pregunto a esos sabiondos del lenguaje: ¿Cuándo deja de decirse "ísimo" y debe ponerse "érrimo"? Demen la norma, no me pongan casos concretos". (sic)

Citlalli Rabadán

Saludos.

Tu amigo

René Luengas Pérez

RESPUESTA “larga”:

Pueden formarse superlativos de adjetivos y adverbios mediante sufijos; existen algunos casos de superlativos de sustantivos, pero son muy raros. El sufijo reproducirá las terminaciones de género y número normales en los adjetivos:

guapo: guapísimo, guapísima, guapísimos, guapísimas
grande: grandísimo, a, os, as

Los adjetivos que contienen el sufijo –ble, hacen el superlativo en -bilísimo:

amable: amabilísimo, a, os, as

Los adjetivos cuya raíz termina en -c toman -qu- en el superlativo, y también toman una -u- los que tienen la raíz terminada en -g: 

rico:  riquísimo, a, os, as
largo: larguísimo, a, os, as

Existen muchos adjetivos con superlativos especiales, y en algunos casos coexisten dos formas:

simple: simplicísimo o simplísimo
bueno: bonísimo o buenísimo
fuerte: fortísimo o fuertísimo
cruel: crudelísimo o cruelísimo
ardiente: ardentísimo
fiel: fidelísimo
bonito: precioso
antiguo:  antiquísimo
joven: jovencísimo
mayor: mayorcísimo
burlón: burloncísimo
cursi: cursilísimo

Son cultas las formas que adoptan el sufijo -érrimo:

célebre: celebérrimo
mísero:  misérrimo
libre: libérrimo
pobre: paupérrimo

También son de origen culto las que proceden de comparativos y superlativos latinos, que actualmente en español funcionan en la práctica como cualquier otro adjetivo, por ejemplo óptimo, pésimo, mínimo, máximo, ínfimo, supremo, íntimo, extremo, inferior, superior , etc. 

En cuanto a los adverbios el sufijo tiene una sola terminación, que coincide con la letra final del adverbio en grado positivo, excepto los que terminan en -e, que toman la terminación -ísimo:

pronto: prontísimo
cerca: cerquísima
lejos: lejísimos
tarde: tardísimo

Pueden formarse superlativos precediendo el adverbio o adjetivo de las palabras muy, tan, sumamente, la mar de, bien, etc. y últimamente se ha extendido, especialmente entre los jóvenes, el uso del prefijo super- con este sentido:

Era una cafetería muy agradable. 
Era una cafetería la mar de agradable.
Era una cafetería superagradable (no recomendable).

Otros superlativos familiares se forman también con prefijos como archi-, requete-, extra-, pero son menos usuales:

Es un autor archiconocido. 
Este café es extrafuerte.
Lo has hecho requetebién.

RESPUESTA “corta”:

SUPERLATIVOS. El grado superlativo no tiene muchos problemas, pero... mejor veamos la tabla siguiente:

Los adjetivos calificativos y los adverbios —en su mayoría— pueden ser usados en grado superlativo. ¿Cuál es él? Seguramente usted lo sabe, pero por aquello de las dudas y para evitar que usted corneta algún barbarismo le daré la lista de los superlativos IRREGULARES... 

El grado superlativo, como usted lo sabe, es la máxima expresión de una cualidad o defecto, un lugar, un tiempo, etc., por ejemplo: Adjetivos y adverbios en superlativo regular.

Es decir, no cambia alguna letra de la raíz o del sufijo: Hermosísimo; grandísimo; feísimo; tempranísimo; tardísimo; etc.

En cambio con los IRREGULARES sí hay algún cambio:

  • acérrimo de acre
  • afabilísimo de afable
  • amabilísimo de amable
  • amicísimo de amigo
  • ardentísimo de ardiente
  • aspérrimo de áspero
  • beneficentísimo de benéfico
  • benevolentísimo de benevolente
  • bonísimo de bueno
  • celebérrimo de célebre
  • certísimo de cierto
  • crudelísimo de cruel
  • ferventísimo de ferviente
  • fidelísimo de fiel
  • fortísimo de fuerte
  • frigidísimo de frío
  • grosísimo de grueso
  • integérrimo de íntegro
  • longísimo, de luengo longísima o longuísima
  • ínfimo, de bajo
  • libérrimo, de libre
  • máximo, de grande
  • magnificentísimo, de magnífico
  • mínimo, de pequeño
  • misérrimo, de miserable 
  • munificentísimo, de munífico (liberal, generoso)
  • nobilísimo, de noble
  • novísimo, de nuevo
  • óptimo, de bueno
  • parcísimo, de parco
  • paupérrimo, de pobre
  • pésimo, de malo
  • pulquérrimo, de pulcro
  • recentísimo, de reciente
  • sacratísimo, de sagrado
  • salubérrimo, de salubre
  • sapientísimo, de sabio
  • simplicísimo, de simple
  • sumo, de alto
  • supremo, de alto
  • ternísimo, de tierno
  • valentísimo, de valiente

Una sola aclaración: Yo tampoco me metí a corregir el texto de la pregunta, sin embargo no puedo dejar pasar que el vocablo sabiondo, como ella lo escribe, con ironía, con burla. Yo creo que cada uno de nosotros cumple una función, excepto los parásitos; vivimos en una sociedad en la que todos servimos a todos. Y, sinceramente lo digo, soy una persona que se dedica a compartir lo que sé, sin tratar de ser un sabihondo o sabiondo (es preferible la forma sin hache, aunque nos llega de hondo, profundo. Observa, por favor, el significado que nos da la Academia:

sabiondo, da.

(Del lat. *sapibundus, de *sapĭus, por sapiens).
1. adj. coloq. Que presume de sabio sin serlo. U. t. c. s.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados