Puerto Escondido, Oax. Las fuertes lluvias de días pasados han causado graves afectaciones a la red carretera en diversos puntos de la región de la Costa, dejando parcialmente incomunicadas algunas zonas, pero gracias a la oportuna intervención de las autoridades correspondientes se ha podido restablecer, al menos en parte, la circulación.

El martes 25 de septiembre, el agua causó un gran socavón en la carretera interestatal Río Grande–Juquila, a la altura de la comunidad de Pie del Cerro, Santa Catarina Juquila; cuando se formó este socavón, un vehículo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) que venía circulando sobre esta vialidad con el fin de supervisar y rehabilitar el camino en esta zona fue el que cayó en el enorme hoyo, quedando la unidad con serias afectaciones materiales, aunque afortunadamente no se reportaron pérdidas humanas.

Sin embargo, debido a este socavón, la circulación en esta carretera interestatal quedó interrumpida totalmente, por lo que personal de la SCT y Caminos y Autopistas de Oaxaca (CAO) han estado trabajando a marchas forzadas para subsanar las afectaciones causadas por las fuertes lluvias.

Al cierre de la presente nota informativa, se sabe que se ha habilitado un paso temporal, en lo que las autoridades correspondientes le dan una solución definitiva; de acuerdo al dictamen oficial, el socavón fue causado por el derrumbe de una tubería de desagüe que colapsó ante el reblandecimiento de la tierra.

Por otro lado, el viernes 28 de septiembre se registró un derrumbe sobre la Carretera Costera del Pacífico, en el tramo Santiago Jamiltepec–Santiago Pinotepa Nacional, antes de llegar al puente del Río Las Arenas.

De acuerdo al reporte oficial, este desprendimiento de tierra cubrió un carril completa de la vía federal, sin embargo, automovilistas pudieron seguir circulando sobre el otro carril, extremando precauciones; al lugar se movilizaron las autoridades correspondientes para despejar la piedra y tierra que cayeron y así restablecer la comunicación sobre esta importante arteria.

En este segundo caso no se reportaron afectaciones materiales ni humanas, por ello, las autoridades hacen hincapié a todos los automovilistas a extremar precauciones al circular en sus unidades de motor, especialmente si hay grandes precipitaciones.

La principal recomendación es que, si no tienen necesidad, en la medida de lo posible eviten manejar en estas condiciones climáticas adversas y esperen a que amaine la lluvia, para no sufrir algún percance ya sea por desprendimiento de tierra o la formación de un socavón, como ocurrió esta semana en distintos puntos de la región de la Costa.