Puerto Escondido, Oax. En las últimas semanas ha habido un alarmante incremento en la cantidad de noticias falsas, también conocidas como bulos, tanto a través de los servicios de mensajería instantánea como de las redes sociales.

Una de las principales causas por las que estos mensajes se difunden de manera tan alarmante es que, en muchas ocasiones, nosotros como usuarios no verificamos que la información que estamos difundiendo sea verdadera o tenga algún sustento, sino que simplemente la reenviamos sin cuidado alguno.

Inclusive algunas personas lo hacen “por si las dudas”, demostrando que, aunque no están convencidas de la veracidad de la información, prefieren compartirla sin investigar; por ello, les compartimos algunos consejos para evitar las noticias falsas y su transmisión tanto a través de las redes sociales como servicios de mensajería instantánea:

Al usar las redes sociales

  1. Verifique siempre la confidencialidad de la fuente y, de ser posible, corrobore que esta información aparece en otros medios de comunicación o en buscadores de Internet como Google. Si la fuente no es confiable o conocida, por tratarse de información no oficial o una persona o institución desconocida, trate de contrastar, sobre todo tratando de llegar a la fuente original para verificar qué fue lo que dijo realmente. 
  2. Acuda a los medios de comunicación y comunicadores reconocidos, si los sigue a través de sus páginas oficiales de Facebook revise que tenga el sello azul o gris que certifica que es la cuenta oficial y verificada del medio o la persona que dice ser.
  3. En el caso de las páginas de Internet, examine detalladamente la dirección URL pues en muchas ocasiones los cibercriminales tratan de imitar la dirección oficial de un medio reconocido, haciendo cambios menores (por ejemplo, agregando o quitando una letra) para engañar a los usuarios. Muchas páginas web de medios serios y reconocidos suelen iniciar con el protocolo de seguridad “https” en lugar del tradicional “http”.
  4. Evite  la información sensacionalista o amarillista. Si al leer determinada noticia usted se siente indignado, triste o molesto pregúntese si no sería esa la intención de quien publicó la información de esta manera. Muchas páginas de noticias falsas se aprovechan de jugar con las emociones de sus lectores para hacer que difundan sin pensarlo mucho sus contenidos; en ocasiones inclusive estas páginas usan encabezados con frases como “Urge difundir”, “Hagámoslo viral” o algunas otras expresiones que buscan llamar la atención y causar controversia.
  5. Desconfíe de las “fuentes familiares”, no porque el “primo de un amigo” o el familiar de alguna persona afirma que ciertas cosas son verdad es necesariamente cierto, ni siquiera si uno de sus familiares cercanos le llegara a decir algo le crea completamente, a menos que también sean fuentes oficiales o representantes de medios establecidos.
  6. Las noticias falsas por lo general son de autores anónimos o desconocidos, o que usan un seudónimo para ocultar su verdadera identidad, para evitar consecuencias legales por difundir bulos.
  7. Verifique la ortografía de las noticias y sus encabezados, aunque todos como seres humanos podemos cometer errores, por lo general los sitios de noticias falsos están plagados de faltas ortográficas, pues son elaborados por personas sin una adecuada preparación periodística.
  8. No se deje llevar por las apariencias, muchas páginas de bulos suelen utilizar imágenes muy alteradas digitalmente o previamente censuradas para aumentar el morbo de los cibernautas y hacerlos visitar su página de Internet; si es posible utilice las herramientas de buscadores como Google para realizar una búsqueda inversa de imágenes, pues en ocasiones se usan imágenes reales pero sacadas de contexto, de otros países o situaciones diferentes para ilustrar una nota falsa y hacerla pasar por verdadera.

Al usar servicios de mensajería como Whatsapp. 

  1. Detecte si el contenido que le mandan es original o compartido, en las últimas versiones de Whatsapp se puede saber si el mensaje enviado por algún contacto es de su autoría o simplemente ha sido reenviado, para ello simplemente busque si arriba del mensaje aparece una pequeña flecha con la leyenda “Reenviado”; muchos de los mensajes falsos se difunden como cadenas sin ninguna precaución.
  2. Trate de confirmar la información que reciba a través de estos servicios con la que aparezca en los medios de comunicación establecidos o en sitios de noticias como Google.
  3. Algunos mensajes, para tratar de darle legitimidad a su contenido, en ocasiones incluyen enlaces a páginas oficiales, si le es posible visite estos enlaces y corrobore si el contenido que aparece en el mensaje que le llegó también está publicado en la página oficial, si no es así dude de la veracidad del mismo.
  4. Se nos ha dicho que una imagen vale más que mil palabras, pero en ocasiones éstas pueden ser alteradas digitalmente, al igual que los videos; tenga cuidado porque en ocasiones se hacen ediciones de videos o imágenes que luego son difundidos a través de servicios de mensajería para engañar a las personas.
  5. No difunda contenido cuestionable “por si las dudas”; si no confía en la veracidad de la información, y si al buscarla en otros medios de comunicación no aparece, lo mejor es no compartir el contenido para evitar generar más desinformación y confusión, que en ocasiones es lo que buscan quienes crean esta clase de contenido.
  6. Aunque la misma información le llegue una y otra vez, a veces modificada ligeramente, eso no cambia su veracidad, a veces las redes sociales y servicios de mensajería se vuelven una “burbuja de eco” en donde el contenido viral se replica una y otra vez hasta sobresaturarnos, de manera que nos llegan varias veces los mismos mensajes;  no importa cuántas personas lo difundan o compartan, si una noticia es falsa lo seguirá siendo independientemente de cuántos la envíen a sus contactos.
  7. A veces los mensajes falsos usan nombres de instituciones o personas reales para darle legitimidad a su contenido, busque en Internet estos nombres y parte del contenido del mensaje que le llegó, si es contenido real deberá encontrar páginas que hablen de esta noticia. De la misma forma, a veces los creadores de noticias falsas usan instituciones reales (como universidades) pero usando nombres falsos de personas, para saber si es verdad busque el nombre de la institución más el nombre de la persona que, supuestamente, da a conocer la información y el cargo que ostenta, para ver si es una persona que realmente trabaja en esa institución o tiene relación con ésta.

Evite ser parte de los millones de cibernautas que, de manera cotidiana, son víctimas de los sitios de noticias falsas, y así evitamos crear psicosis colectiva entre las personas al difundir bulos a través de Internet.