Puerto Escondido, Oax. Un joven psicólogo y profesor del Instituto Universitario de la Costa fue asesinado de manera cobarde y artera en la entrada del Fraccionamiento Bacocho de Puerto Escondido la tarde de este jueves 27 de septiembre del año en curso.

Los violentos hechos se dieron a conocer alrededor de las 15:15 horas cuando, a los servicios de emergencias, fue reportada una persona herida sobre la Carretera Costera del Pacífico, metros más delante de la primera entrada al Fraccionamiento Bacocho de esta ciudad costera.

Al lugar se movilizaron elementos de las diversas corporaciones de auxilio y rescate, arribando como primeros respondientes los efectivos de la Policía Estatal Preventiva y socorristas de la Cruz Roja Mexicana delegación puerto Escondido; estos últimos, tras realizar una valoración de la persona lesionada, pudieron comprobar que ya nada podían hacer por ésta pues, lamentablemente, había dejado de existir.

Por lo que los paramédicos informaron a los Policías Estatales quienes, a su vez, procedieron a acordonar la escena del crimen y a darle intervención a la autoridad ministerial.

De esta manera, al lugar arribaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) quienes dieron fe del deceso de una persona del sexo masculino que, a simple vista, presentaba heridas al parecer producidas por arma blanca (cuchillo).

Los agentes investigadores ordenaron el levantamiento del cadáver y su traslado a una funeraria de esta ciudad para la práctica de la necropsia de ley, iniciando el legajo de investigación correspondiente por el delito de homicidio en contra de quién o quiénes resulten responsables del homicidio de Javier V.C., de 27 años de edad, quien fue reconocido legalmente por su desconsolada madre, quien manifestó que el cuerpo sin vida era el de su hijo Javier, quien era psicólogo de profesión y se desempeñaba como profesor del Instituto Universitario de la Costa, originario y vecino de este Puerto, con domicilio en la Calle Juan de la Barrera esquina con Antonio de León de la Colonia Lázaro Cárdenas. 

De acuerdo a testigos presenciales de los hechos, ellos solamente vieron cuando el agresor se encontraba prácticamente encima de su víctima, al parecer mientras lo atacaba con el arma homicida.

Al mismo tiempo, los efectivos de la Policía Estatal implementaron un operativo con la finalidad de ubicar y detener al responsable de este crimen, sin resultados positivos.

En relación a este crimen, ha habido una gran confusión pues originalmente se había dicho entre algunos curiosos (quienes ni siquiera presenciaron los hechos) y por medio de las redes sociales que el joven psicólogo había sido asesinado a tiros, lo cual hasta el momento, y de acuerdo a las declaraciones de los testigos, no ha sido comprobado, pues nunca se escucharon las detonaciones de arma de fuego.

Por ahora, las causas del deceso de este joven profesionista quedarán en la especulación hasta que la autoridad competente emita los resultados de la necropsia de ley, lo que permitirá determinar las verdaderas causas y, sobre todo, lleve a la detención de quienes resulten responsables de este horrendo crimen que ha conmocionado a los habitantes de Puerto Escondido.