Puerto Escondido, Oax. El viernes 31 de agosto elementos de las fuerzas de seguridad pública de Santiago Jamiltepec informaron sobre el hallazgo de un cuerpo tirado en una de las calles de esta cabecera municipal; este macabro hallazgo fue posible gracias a la misma ciudadanía, que fue la que se encargó de dar el aviso vía telefónica a los policías; de inmediato las fuerzas del orden se movilizaron al lugar para averiguar acerca del reporte que se estaba recibiendo.

Al llegar la policía al punto señalado, comentaron que efectivamente pudieron observar un cuerpo tirado junto a un charco de sangre; al momento de hacer la inspección ocular se pudo constatar que la persona antes mencionada ya no contaba con signos vitales, por lo que ‒de inmediato‒ las autoridades correspondientes procedieron a acordonar el área, con el fin de que una vez presentes los servicios periciales pudieran procesar el lugar del hallazgo.

Entre los ahí presentes se dijo que la persona localizada sin vida era conocida en la población, algunos vecinos reconocieron al malogrado sujeto, señalando que en vida respondía al nombre de Julián R.R. pero quien era mejor conocido como “Marcos”, se dijo que la víctima, al momento de morir, contaba con aproximadamente 27 años de edad, y era originaria de esa misma población de Santiago Jamiltepec.

Hasta el cierre de la presente nota informativa las autoridades desconocían oficialmente el móvil del crimen; una vez recabados los indicios en la escena del crimen, la autoridad mencionada ordenó el levantamiento del cuerpo para que fuese trasladado al descanso municipal con el fin de que le fuera practicada la necropsia de ley y, una vez obtenidos los resultados, fueran integrados al legajo de investigación para saber quiénes fueron los responsables de este atroz crimen.