2102.- NUESTRO ABECEDARIO, EL ANTERIOR Y EL ACTUAL

¿Cuál es la causa que hayan quitado las letras elle y che de nuestro abecedario? 

Con mucho gusto respondo: 

¿Por qué quitaron las letras che y elle? ¿Cuál es la razón de que hayan desaparecido esas letras?

Primero: Las letras che y elle no fueron eliminadas de nuestro abecedario. Su función sigue siendo la misma exactamente. 

El cambio que estableció la Real Academia fue, solamente, de que PERDIERAN SU LUGAR COMO LETRAS INDEPENDIENTES. No fue que éstas desaparecieran. 

Nuestro abecedario hasta antes del día 27 de abril de 1994 era así: 

A, B, C, CH, D, E, F, G, H, I, J, K, L, LL, M, N, Ñ, O, P, Q, R, S, T, U, V, W, X, Y, Z.

Después de la fecha anotada usted encontrará que el abecedario ya no tiene las letras mencionadas, es decir: la che y la elle. No fueron eliminadas -perdón, estoy repitiendo, pero quiero que quede muy claro-, sólo quitadas del abecedario. Para ordenar las palabras, por ejemplo en un archivo, que inicien con la letra che, se hará en el lugar que corresponda a la C H. Usted archiva: C A, C E, C H... Lo mismo ocurre con la elle. Debe archivarse en el lugar correspondiente a la L L, es decir: L A, L E, L I, L L (lla, lle, etc.) 

El abecedario actual tiene las letras siguientes: 

A, B, C, D, E, F, G, H, I, J, K, L, M, N, Ñ, O, P, Q, R, S, T, U, V, W, X, Y, Z. 

Nota: En algunas publicaciones puede encontrarse que la letra W no está incluida. No se preocupe usted, esta letra tiene su lugar en el abecedario, sólo que hay autores que no la toman en cuanta por su escaso e inútil uso en nuestro idioma. Tómela en cuenta, no podemos desecharla tan fácilmente.

Para concluir esta Píldora le daré a usted algo que parece absurdo pues, ¿quién no sabe la respuesta? Se trata del plural de las letras del abecedario. Lea, piense y dígase usted mismo si las conocía: 

Aa (su nombre es a, y su plural aes, no “as”);

Bb (su nombre es be, y su plural bes.);

Cc (su nombre es ce, y su plural ces.);

Dd (su nombre es de, y su plural des y no: dees.);

Ee (su nombre es e, y su plural ees y no “es”.);

Ff (su nombre es efe, y su plural efes.);

Gg (su nombre es ge, y su plural ges.);

Hh (su nombre es hache, y su plural haches.);

Ii (su nombre es i, y su plural íes y no “is”);

Jj (su nombre es jota, y su plural jotas);

Kk (su nombre es ka, y su plural kas y no “kaes”.);

Ll (su nombre es ele, y su plural eles.);

Mm (su nombre es eme, y su plural emes.);

Nn (su nombre es ene, y su plural enes.);

Ññ (su nombre es eñe, y su plural eñes.);

Oo (su nombre es o, y su plural oes y no “os”.);

Pp (su nombre es pe, y su plural pes.);

Qq (su nombre es cu, y su plural cus.);

Rr (su nombre es erre —no “ere”—, y su plural erres.);

Ss (su nombre es ese, y su plural eses.);

Tt (su nombre es te, y su plural tes.);

Uu (su nombre es u, y su plural úes y no “us”.);

Vv (su nombre es uvé, y su plural uves. No es ve chica y ves chicas);

Ww (su nombre es uvé doble, y su plural uves dobles. Es voz popular llamarle dobleú o doblevé; dobleús.);

Xx (su nombre es equis, tanto en el singular como en el plural.);

Yy (su nombre es ye, y su plural yes. No diga “i griega”, pues es un arcaísmo.);

Zz (su nombre es zeta o zeda, y su plural zetas o zedas.)

2103.- HAY QUE LAVAR... HAY QUE COMPRAR...

Por la falta o el exceso de algo, puede ser producente o contraproducente. En este caso, ¿qué es lo que sucede? ¿Hay exceso…? ¿Hay defecto…? 

Veamos unos ejemplos y, por favor, califíquelos: 

  1. Hay que eliminar al intermediario... 
  2. ¿Hay qué lavar?... 
  3. Hay que lavarse los dientes tres veces al día... 
  4. ¿Hay qué comprar?... 
  5. Hay que lavarse las manos después de ir al baño... 
  6. ¿Hay qué decir?... 
  7. Hay que desinfectar el refrigerador... 
  8. ¿Hay qué preguntar?... 
  9. Hay que desparasitar al perro... 
  10. ¿Hay que leer la lección?... 

Probablemente usted haya escrito una "palomita" en cada expresión... las marcó todas correctas. Pero no es así. Las hay correctas e incorrectas. 

Veamos cómo está la situación y después calificamos: Al unir los vocablos hay que, así, sin acento "que". No puede ser correcto porque se está usando un verbo inadecuado. Al decir: "hay que limpiar", se está manifestando algo más que una necesidad: UN DEBER (también: tener que).  Y el verbo usado es HABER impersonal, el que señala los haberes, lo que hay... pero no lo que es obligación, deber. Éste último es el verbo adecuado. 
DEBER  y HABER no tienen relación. 

Ahora veámoslo con "que" acentuado, es decir, COMO PRONOMBRE RELATIVO: 

¿Hay qué lavar? Por favor repita: ¿Hay qué lavar? El "qué" está funcionando como pronombre, que en este caso puede ser, por ejemplo, ropa. Note usted cómo dice sin acento: ¿Hay que lavar? 

¿Verdad que manifiesta una obligación? Hay que comer = debemos comer. ¿Hay qué comer? = ¿hay algo para comer? Bueno, mi querido lector, ahora ya tiene usted la clave para calificar correctamente: 2, 4, 6 y 8 son las correctas. Lógicamente las otras no lo son.

2104.- SALIR FUERA DE LA CIUDAD

PREGUNTA:
Muy buenos días mi querido Don Salimoy:

Antes que nada le deseo un año lleno de bendiciones, éxitos y sobre todo mucha salud para usted y todos los suyos.

Ya entrando en materia, tengo una duda... bueno son muchas las dudas que tengo, pero ahora le consulto la siguiente:

Mi esposa siempre me corrige cuando digo lo siguiente: "voy a salir fuera de la ciudad"... a fin de defenderme de esa mujer, siempre le digo que esa expresión está bien usada por la costumbre... pero ya me tiene hasta la coronilla… ja, ja, ja.

Doy Salimoy, ¿es correcto decir esa expresión?;  ¿Es un pleonasmo?

De antemano, muchas gracias.

Reciba un fuerte abrazo.

Saludos.

Lic. Gabriel Herrera Velázquez

RESPUESTA:

Mi querido amigo Gabriel, le doy la razón que por fuerza de la costumbre cometamos disparates, pero no dejarán de ser eso: disparates.

No tengo el gusto de conocer a su esposa, pero la imagino con una sonrisa diciéndole: Gabriel, Gabriel, otra vez con tus disparates… 

En un pasaje bíblico dice (no recuerdo el texto exacto): “…y Jesús salió a las afueras de la ciudad y…” Y no es redundancia, es correcto el texto.

Veamos:

Las ciudades estás rodeadas por un perímetro, pues en ese espacio de unos metros está considerado que sea las afueras (LAS AFUERAS). Si usted va, por ejemplo, al Hotel del Bosque, éste está ubicado en las afueras de la ciudad Oaxaca, pues pertenece al municipio de Santa Lucía del Camino. Entonces usted le dice a su esposa: “Voy a salir fuera de la ciudad…” No a las afueras de la ciudad, ¿verdad? 

¿Hay alguna diferencia entre el pleonasmo y la redundancia? Sí, sí la hay y es muy grande. 

El pleonasmo es aceptado por la Academia (pleonasmo significa demasía, exceso):

Lo vi con mis propios ojos… 

Vivir la vida del justo…

Yo comí en casa de Pedro…

Nosotros recibimos las Píldoras de Cultura…

Observemos que si le quito el pronombre a las dos últimas expresiones se entienden perfectamente, pero no es incorrecto… aunque sea pleonasmo:
Comí en casa de Pedro…

Recibimos las Píldoras de Cultura…

En estos casos se dice que el pronombre está implícito, es decir: escondido.

Le voy a dar una clave para que pueda corregir a su esposa, pues es “normal” que se cometa esta redundancia: “VEN PARA ACÁ…”, “VEN ACÁ…” Al decir ven, no hay otro sitio que pueda ser aparte de quien habla. Cuando es el antónimo (contrario): ve, hay trescientos sesenta grados para dirigirse. Pleonásticamente hablando: al decir ven, estoy en el centro de esa circunferencia imaginaria; no hay otro lugar.

Esta redundancia la he escuchado y leído muchas ocasiones, e incluso de personas que supuestamente dominan el español…

Gracias mi querido amigo Gabriel, como siempre queda a sus órdenes…

Author: Fernando Valle Ferado (Don Salimoy) +