Epigrama

Por: Ing. Abel E. Baños Delgado
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes y el Gobierno de Oaxaca dieron el banderazo de
reinicio de la obra, que luego de estar a cargo de ICA, se construirá a través de Banobras.

Notimex. 28 de marzo de 2018.

Pero sólo quedó en eso: reinauguración verbal, pero han avanzado nada.

Dos inauguraciones
lleva esta súper carretera;
son puras simulaciones;
no hay verdaderas acciones;
¡vil farsa politiquera!

Sección poética

Responsable: Ing. Abel E. Baños Delgado

Nunca más la malquerida.

Autor: Fer Amaya (Zipolite, Oax.)

Porque me diste un espejo 
para mirarme la cara,
y en el espejo la luna 
que se despierta en el agua.

Porque me diste la sombra 
para el calor que me mata,
la nube azul del silencio 
donde sueña mi palabra.

Y sobre todo, Pochutla,
por la mujer que me abraza,
con su entrañable belleza 
descubierta en la distancia.

Alejandro Villalobos,
es la figura que falta 
por celebrar con mi gente 
y si con eso no basta,
José Luis, joven ilustre,
que tu nombre toma y alza.

Para que sientas Pochutla,
como te ve mi guitarra 
que con su nota profunda 
a toda hora te canta.

No dejaré que te humillen
el perverso y la sin gracia,
que quieren hacer fortuna 
con dejarte despojada.

Aquí nació Justo Ziga,
que hiló de tu madrugada 
la historia reconocida 
que en papeles arrebatan 
al olvido la memoria 
para extendernos un mapa,
que nos descubre (y a tiempo)
el bien que te gobernaba.

Por eso habremos de darte 
desde esta encrucijada 
la mejor de las propuestas
con la gente que te ama.

Diremos no al que miente,
diremos no al que engaña,
al que no tiene ni idea 
de cómo, Pequeña Patria,
hacer valor para honrarte,
con la virtud que resguarda. 

A los que venden engaños 
habrá que decirles basta,
a los que hinchan su alforja 
con la compra de esperanzas 
que de inmediato frustraron 
el sentir del que esperaba,
les diremos que nos dejen,
les diremos que se vayan,
porque Pochutla merece
que alguien venga a proclamarla,
para darle suficiente,
nunca mendrugos ni hogazas.

Cantaremos con Don Luis,
con Tío José, de los Cárdenas,
bailaremos El Vigía,
La chonula, y pues la Garza.

Recordaremos a Argeo,
 a Don Víctor que aquí pasa 
con su violín en la mano 
y se dirige a la plaza 
para tomarse un café
aún entrando la mañana.

Y Don Juan de los Gabriel,
y don Tino y su charrasca,
en fin que todo Pochutla 
este momento esperaba,
por demostrar que siente 
aquello que más se ama.

Ya nunca la más querida,
Pochutla, te doy palabra,
que te guíe gente buena,
escrupulosa y honrada,
y no el bribón que te ofende,
que te roba y hasta mata.

Aquí está mi compromiso,
lo expreso, Pequeña Patria,
nunca más La mal querida,
siempre sí la más honrada.