¡Es un gusto saludarles una vez más! Como cada semana ya estamos de regreso con todos ustedes y por ello no me canso de darle gracias a nuestro precioso y amado Jesús porque es por su grande amor que seguimos en este mundo, a veces pasando pruebas pero siempre seguros en Sus manos.

Hablando de otros temas, ahora sí estamos pidiendo las lluvias, aunque sea un poco, yo creo que muchos estarían dispuestos a que se nos echen a perder los mangos y ciruelas por recibir la bendita lluvia, porque todos los que vivimos en esta región ya sabemos que de por sí mayo es el mes más caluroso del año, pero la verdad es que en este 2018 parece que el calorcito vino con “pilón” porque se ha estado sintiendo un calor intenso ya día y noche, antes por lo menos durante la noche teníamos el consuelo de que refrescaba un poco, pero ahora ya ni eso; a pesar de todo, los amigos turistas no se “rajan”, ellos siguen llegando cada día a disfrutar de las aguas del Océano Pacífico y por eso les agradecemos, porque sabemos que pudiendo escoger muchos otros lugares en el mundo han decidido venir aquí, y es verdad que Puerto Escondido tiene grandes riquezas en su biodiversidad de flora y fauna marina, pero precisamente por eso debemos tener mucho cuidado y proteger el medio ambiente, para que los turistas nos sigan visitando durante muchos años más.

Pero bueno, ahora pasemos con los más destacados acontecimientos sociales en esta edición de El Despertar de la Costa.

Se me había pasado enviar una felicitación muy especial, ya que el lunes dieciséis de abril cumplió doce años de vida mi sobrina-nieta Fernanda Quetzali Jarquín, su mamá Leticia, en compañía de la abuela paterna Águeda Ortiz Cabrera y tíos le prepararon un ágape en donde no podía faltar el tradicional pastel, a nombre de toda la familia te deseamos muchas felicidades Fer, que el Señor bendiga cada día de tu vida mi niña.

El domingo veintinueve de abril la Iglesia Filadelfia de la Colonia San Miguel de este Puerto cumplió diecisiete años de estar trabajando en la obra del Señor, ha sido de gran bendición para la sociedad de Puerto Escondido y comunidades cercanas, muchas personas llegaron un día angustiadas, sin esperanza, con enfermedades incurables, desahuciados por la ciencia, pero el que tiene la primera y la última palabra es nuestro Hacedor, y hoy son hijos obedientes del Padre Eterno y su Hijo amado Jesucristo.

Esta casa de oración es llevada, después de Jesús, por nuestro amado hermano pastor Palemón Ramírez Reyes y la pastora Sabina Luna, su esposa; para celebrar este aniversario se realizó una gran celebración en donde el culto general comenzó a las doce del mediodía, después de escuchar los testimonios y alabanzas que le cantamos a nuestro Señor, vino la Palabra de Dios, por parte del pastor general de la Asociación Religiosa Amor Eterno, nuestro hermano Javier Pacheco Salinas.

Al término del servicio se sirvió la comida que prepararon nuestros hermanos para compartir, una deliciosa barbacoa de res que, la verdad sea dicha, estaba para chuparse los dedos, acompañada de sopa fría, aguas de jamaica, sandía y naranja, todo ello exquisito, porque sabemos que nuestros hermanos y hermanas lo prepararon todo como si fueran a servírselo a nuestro Señor; le pedimos al Padre que siga sosteniendo a todos los hermanos que integran la Iglesia Filadelfia, muchas felicidades a todos ellos por el gran esfuerzo que pusieron para que esta celebración se realizara, y sabemos que Dios les multiplicará todas las bendiciones y recompensará todos sus esfuerzos, que Dios los bendiga a todos hermanos.

Hasta aquí llegamos por hoy, esperamos sus saludos o felicitaciones al teléfono 5820474 o al móvil y Whatsapp 9541023110 o a los correos electrónicos Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. y Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.