Puerto Ángel, Oax. Familiares y compañeros pescadores de esta comunidad costera reportaron desde la mañana del jueves 29 de marzo a la Capitanía de Puerto de Puerto Ángel la desaparición de tres pescadores que se hicieron a la mar desde el lunes 26 de marzo y tenían planeado regresar a tierra firme para este miércoles 28, sin que hubieran regresado en la fecha programada.

Por ello los pescadores de Puerto Ángel se sumaron rápidamente a la búsqueda de tres de sus compañeros que se hicieron a la mar desde el lunes pasado a bordo de la embarcación Guadalupe II con número de matrícula 20013118131. En la embarcación viajaban el capitán, Armando Sánchez Reyes, y los pescadores Ulises Vélez Torres y Antonio Juárez Pérez.

Los tres salieron a la pesca del tiburón alrededor de la una de la tarde del lunes 26 de marzo y su arribo estaba previsto para la tarde del miércoles 28 a Puerto Ángel; al no reportar su llegada, familiares y pescadores dieron parte a las autoridades marítimas de la Capitanía de Puerto para que se iniciaran los protocolos de búsqueda y rescate de los pescadores a bordo de la embarcación Guadalupe II.

Luego de que se hiciera este reporte, tres embarcaciones de pescadores de Puerto ángel se hicieron a la mar en búsqueda de sus compañeros y, más tarde, trascendió, que embarcaciones de la Marina Armada de México hicieron lo propio en embarcaciones rápidas para dar con el paradero de los desaparecidos.

Finalmente para el viernes 30 de marzo esta labor de búsqueda rindió frutos cuando, todavía estables aunque deshidratados, fueron rescatados los tres tiburoneros que se quedaron a la deriva desde el pasado lunes en aguas del Pacífico, después de salir a la pesca y que su embarcación se les hundiera.

Para el segundo día de búsqueda salieron cuatro embarcaciones de Puerto Ángel y dos más de San Agustinillo, mientras otras tres permanecían en Puerto, en espera de gasolina, ya que no se contaba con el combustible en ese momento y pedían el apoyo de la ciudadanía y de gobiernos tanto municipal y estatal.

A las dos de la tarde una de las embarcaciones que se encontraba en espera de combustible, la Caracol Púrpura, zarpó de puerto y más tarde, su motorista, José de Jesús de la Rosa reportó a sus compañeros que había encontrado a sus compañeros que estaban a la deriva.

Los tres tiburoneros fueron encontrados dentro de una hielera de 500 kilogramos, la cual utilizaron después de que la embarcación en la que salieron a bordo se fuera a pique.

De acuerdo a versiones de uno de los pescadores, el lunes 26 de marzo por la madrugada la embarcación se hundió, “la hundió una ola, ese día hubo una marejada muy alta, inmediatamente subimos a la hielera y aprovechamos a guardar unas botellas de agua y un poco de comida que pudimos rescatar”, informó uno de los tiburoneros.

En su historia los pescadores comentaron que durante los cinco días y cuatro noches que permanecieron a la deriva dentro de la hielera comieron patos y carne cruda y tomaron sangre de tortuga, a la vez que nadaban hacia la orilla, cuando la corriente les permitía.

Finalmente el viernes 30 de marzo fueron rescatados y recibidos por familiares y amigos, quienes inmediatamente les brindaron algo que comer y beber para que fueran recuperando fuerzas después de esta odisea.