Puerto Escondido, Oax. Una persona de la tercera edad, identificada como Eusebio G., fue localizada sin vida en el interior de su rancho por familiares quienes salieron a buscarlo; hasta el cierre de la presente nota informativa se desconoce quién o quienes hayan podido privar de su existencia a don Eusebio.

Los lamentables acontecimientos se dieron a conocer el martes 27 de marzo luego de que familiares de don Eusebio fueron a buscarlo a su rancho, ubicado en la Colonia San Jacinto, mejor conocida como Nuevo amanecer, en los límites territoriales entre San Pedro Mixtepec y Santa María Colotepec; de acuerdo a estos familiares, don Jacinto había salido desde el lunes 26, como todos los días, a este rancho a realizar sus labores propias del campo; al llegar la tarde y ver que su pariente todavía no regresaba, sus familiares reconocen que no le dieron mucha importancia, pensando que don Eusebio se había quedado a dormir en el rancho, como era su costumbre a veces.

Sin embargo al llegar la mañana del martes 27 se preocuparon al ver que don Eusebio tampoco había llegado a desayunar, por lo que decidieron salir a buscarlo, por lo que al llegar al rancho en cuestión se llevaron el susto de su vida al localizar el cuerpo ya sin vida de don Eusebio tirado en el suelo; el cadáver del anciano presentaba una herida de bala en la cabeza, por lo que rápidamente sus familiares pidieron el apoyo de las corporaciones policiacas.

Al lugar se trasladaron elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) quienes dieron fe de la existencia de un cadáver del sexo masculino y que a simple vista presentaba una herida al parecer producida por impacto de bala en la cabeza, ordenando el levantamiento del cuerpo sin vida y su traslado al panteón municipal para la práctica de la necropsia de ley, dando inicio al legajo de investigación correspondiente.

El cuerpo sin vida fue reconocido legalmente por sus familiares quienes manifestaron que en vida la víctima respondió al nombre de Eusebio G., de 87 años de edad, originario y vecino de Santa María Colotepec, con domicilio en el Rancho San Jacinto, reclamando el cuerpo sin vida para brindarle cristiana sepultura.

Como antecedente se sabe que don Eusebio había tenido diversos problemas por las tierras en esta Colonia Nuevo Amanecer; inclusive, durante la pasada administración municipal, el anciano ya había sido detenido en diversas ocasiones precisamente por la problemática de tierras, por lo que las autoridades no descartan la posibilidad de que esta ejecución pueda estar relacionada con estos problemas en la posesión de tierras.