Puerto Escondido, Oax. Más de $10,000 en efectivo robados, una persona herida de bala y otra atendida por crisis nerviosa fue el saldo que dejó un violento asalto cometido en la terminal de las Urvan Villa Escondida este jueves 2 de agosto por la tarde.

El violento asalto ocurrió alrededor de las 17:00 horas cuando, de acuerdo con autoridades policiacas que acudieron al lugar, recibieron una llamada de auxilio en donde les indicaron que en la terminal de las Urvan Villa Escondida ubicada sobre Avenida Hidalgo, entre Avenida Oaxaca y la Calle Primera Poniente, se estaba cometiendo un asalto.

Al arribar al lugar los uniformados se entrevistaron con la señorita D.C., cajera del lugar, quien narró que al lugar arribaron dos personas portando sendas armas de fuego y, bajo amenazas, le exigieron que les entregara la cuenta del día.

Ante la amenaza de que le disparan, la cajera entregó el dinero, que asciende a más de $10,000 pesos en efectivo, una vez con el dinero en su poder, los asaltantes se dieron a la fuga a bordo de una motocicleta; en esos momentos venía llegando una de las camionetas cuyo operador, al darse cuenta de lo que estaba sucediendo, decidió perseguir a los delincuentes, ignorando la dirección que tomaron los asaltantes; mientras tanto, dentro de las instalaciones del lugar, fue necesaria la intervención de los socorristas de la Cruz Roja pues la joven presentaba crisis nerviosa.

Al mismo tiempo, los policías fueron informados que en el Sector Reforma se estaba registrando una balacera en donde los tripulantes de un vehículo Jeep verde abrieron fuego contra una camioneta Urvan de esta línea Villa Escondida, por lo que rápidamente los policías se dirigieron a la zona en donde encontraron la unidad de motor, cuyo chofer les explicó a los uniformados que cuando perseguía a los tripulantes de la motocicleta que habían asaltado la terminal, cuando ya los había logrado alcanzar, de repente apareció el Jeep, cuyos tripulantes le dispararon en varias ocasiones, por lo que decidió detener la persecución y esperar a los policías, mientras que los delincuentes lograron darse a la fuga; el conductor resultó con una herida sedal en el cuello que no ameritó atención médica.

De esta forma, y tras los violentos hechos, se implementó un intenso operativo por parte de las corporaciones policiacas en el lugar, sin resultados positivos, pues los delincuentes lograron escapar con un cuantioso botín.