San Pedro Pochutla, Oax. El martes 26 de junio, a escasos días de que se realizaran las elecciones federales y locales de este 1 de julio, fue atacado a tiros el aspirante de la coalición Por México al Frente (PAN-PRD-MC) a la Presidencia Municipal de San Pedro Pochutla, Raymundo Carmona Laredo, junto con tres de sus colaboradores, reportándose, hasta el cierre de la presente nota informativa, de la muerte de una persona por esta agresión armada.

Alrededor del mediodía de este martes 26 el ya tres veces Presidente Municipal de Pochutla, ex dirigente estatal del PRD y ahora aspirante por cuarta ocasión a la Presidencia Municipal de San Pedro Pochutla por la coalición Por México al Frente se encontraba realizando labor proselitista en un domicilio de la comunidad de Arroyo Cruz, muy cerca de la cabecera municipal de San Pedro Pochutla, cuando un sujeto ingreso al inmueble en donde se encontraba Raymundo Carmona con su comitiva y el hombre comenzó a disparar en contra de Carmona Laredo.

De acuerdo a testigos, uno de los acompañantes del candidato, Evert Román Juárez, se abalanzó sobre el agresor, forcejeando con el atacante; éste seguía disparando, por lo que, como pudo, Evert intentó cubrir con su cuerpo a Raymundo Carmona quien, para ese momento, ya había caído al suelo después de haber recibido los primeros disparos, mientras que Evert seguía forcejeando con el agresor.

En este forcejeo varias balas perdidas salieron volando por todos lados, lesionando a la dueña del domicilio, la señora Juana Pérez Hernández, así como otros dos colaboradores de Raymundo Carmona, Aurelio Santos Rodríguez e Ismael López Cruz.

En medio de la confusión, el agresor logró salir del lugar, abordando una unidad de motor que presuntamente ya lo estaba esperando, para darse a la fuga con rumbo desconocido.

De inmediato se dio la voz de alerta, arribando al lugar de la balacera socorristas del Cuerpo de Bomberos de Pochutla, sin embargo para esos momentos los dos lesionados más graves (Raymundo Carmona y Evert Román) fueron trasladados en el vehículo particular del candidato, mientras que los bomberos apoyaron a los demás lesionados.

Según el parte médico, Raymundo Carmona Laredo recibió cuatro impactos de bala, uno en un glúteo, otro en la zona abdominal y otros dos en los muslos izquierdo y derecho; Evert Román Juárez presentaba heridas en el lado derecho del tórax con signos clínicos de trauma torácico, así como una segunda herida en la región paralumbar derecha, con signos clínicos de abdomen agudo.  

La señora Juana Pérez Hernández recibió un disparo a la altura del antebrazo derecho, Aurelio Santos Rodríguez fue impactado por una bala en el glúteo izquierdo e Ismael López fue lesionado en la parte superior del abdomen en ambos lados (izquierdo y derecho) así como una tercera lesión en la cara interna del muslo derecho.

Los lesionados fueron trasladados al Hospital General de San Pedro Pochutla en donde, debido a la seriedad de sus lesiones, tanto el candidato Carmona Laredo como Evert Román fueron trasladados vía ambulancia aérea a la Ciudad de Oaxaca; Raymundo Carmona fue intervenido en la capital del estado y se confirmó –al cierre de la presente nota informativa– que está reponiéndose satisfactoriamente.

Lamentablemente no fue éste el caso de Evert Román Juárez quien, a pesar de los esfuerzos del personal médico que lo atendió, perdió la vida a consecuencia de las lesiones recibidas; de los otros tres lesionados, dos siguen recuperándose de manera satisfactoria en el Hospital General de San Pedro Pochutla, mientras que el tercero fue traslado primero a la Ciudad de Oaxaca y de ahí hasta la Ciudad de México debido a las complicaciones presentadas.

En un comunicado, la Fiscalía General del Estado de Oaxaca informó que personal de dicha dependencia, entre ellos elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, peritos especializados y agentes del Ministerio Público, se movilizó hasta el lugar donde se registró el atentado para realizar las diligencias de ley.

Trascendió que en el lugar fueron localizados y embalados varios casquillos percutidos, al parecer del calibre 9 milímetros, con los que se espera poder realizar los análisis correspondientes para determinar quién fue el autor material y así poder darle seguimiento al caso.