Puerto Escondido, Oax. Ante la ola de violencia que permea en la Costa, las fuerzas del orden no se dan abasto para contener los delitos tanto del fuero común como del fuero federal, todos están alertas; en la ciudad de Santiago Pinotepa Nacional la ciudadanía teme por su seguridad ya que a cualquier hora del día puede ocurrir un ataque armado, por lo que los habitantes de esta otrora pacífica ciudad hacen un llamado urgente a sus gobernantes de todos los niveles para que hagan un esfuerzo mayúsculo por disminuir o erradicar la violencia en la Costa, pero principalmente en la zona de Pinotepa.

Alrededor de las 21:00 horas de jueves 28 de junio, en las oficinas de las fuerzas policiales y de rescate se recibieron llamadas telefónicas en donde se informaba que en un punto de la ciudad de Pinotepa Nacional se encontraba una persona tendida en el suelo, tras haber sido atacada con arma de fuego.

De inmediato, las fuerzas del orden se dirigieron al lugar indicado, al llegar al lugar los elementos de la Policía Municipal corroboraron que sobre las Calles 8ª Norte y 4ª Oriente, en el Barrio de las Flores de Santiago Pinotepa Nacional se encontraba tirada una persona del sexo masculino con disparos de arma de fuego en diferentes partes del cuerpo. 

Al acercarse a verificar el estado de salud de la persona baleada, los uniformados confirmaron que ésta ya no contaba con signos vitales; entre los testigos y curiosos que se arremolinaron en el lugar se dijo que la persona ultimada a tiros respondía al nombre de Joaquín Andrés Bernal, de aproximadamente 54 años de edad. 

Se comentó que Joaquín era empleado del Instituto Nacional Electoral (INE) en esta ciudad costera, y que el ataque en su contra se dio a escasos metros de su domicilio.

Trascendió de manera extraoficial que dos personas que se trasladaban en una motocicleta llegaron al lugar y, sin mediar palabras, le dispararon a Joaquín; en esos momentos el hoy occiso se encontraba con otras personas las cuales –al momento de los disparos–repelieron la agresión, disparándoles a los agresores, quienes se transportaban en una motocicleta.

Minutos después se supo que las dos personas de la motocicleta iban heridas, esto porque cuadras más adelante, no pudiendo continuar a bordo en la moto por las heridas de arma de fuego, amagaron a un automovilista, obligándolo a que los trasladara al Hospital “Pedro Espinoza Rueda” ubicado en esa localidad; se comentó que al llegar al área de urgencias, uno de los heridos ya no presentaba signos vitales, mientras que el otro fue ingresado al hospital para recibir atención médica.

Según versiones del personal de seguridad del hospital, minutos más tarde un grupo de personas desconocidas y armadas ingresó al hospital para rescatar al herido, y una vez que lo tuvieron en su poder, se retiraron con rumbo desconocido.