Santa María Huatulco, Oax. El jueves 21 de junio por la tarde se registró un trágico accidente vehicular frente a la Casa Comunal de esta cabecera municipal en donde un niño de aproximadamente 11 años de edad, de nombre Jair Zárate, fue golpeado por un taxi del Sitio Santa María Huatulco marcado con el número económico 08-13, el cual era conducido por Luis A. G. L. de 21 años.

El niño resultó con heridas graves en el cráneo, después de estar tirado sobre el asfalto por más de 30 minutos en lo que se esperaba que llegara la ambulancia –la cual nunca llegó– por lo que, finalmente, el menor fue trasladado de manera burda y sin los cuidados necesario sobre la batea de una patrulla de la Policía Municipal, lo que –de acuerdo a los médicos– debido a las lesiones que presentaba, complicaron más su estado que en este momento es delicado, ya que el pequeño presenta muerte cerebral.

Posteriormente el menor fue atendido en el hospital de Santa María Huatulco, donde por la falta de servicios y especialistas, además de medicamentos, poco o casi nada se pudo hacer por el niño; horas después fue trasladado hasta la Ciudad de Oaxaca, donde se confirmó que presentaba muerte cerebral y hoy fue devuelto a la cabecera municipal, en espera de un milagro. 

Ciudadanos huatulqueños señalan que la actual administración ha realizado gastos excesivos de campaña para la reelección del actual Presidente Municipal, mientras que los gastos en servicios básicos como la salud han sido completamente ignorados, y por ende no hay ambulancias para atender los accidentes, pues la mayoría están descompuestas por falta de mantenimiento o simplemente no tiene gasolina.

A pesar del diagnóstico tan triste, familiares del pequeño Jair dicen que ellos no se van a dar por vencido, asegurando que seguirán buscando la manera de que su pequeño pueda recuperarse.