Santa María Colotepec, Oax. La tarde del martes 12 de junio fue localizado en avanzado estado de putrefacción el cuerpo sin vida de una persona del sexo masculino; el cadáver tenía una cuerda amarrada al cuello y las manos. El hallazgo fue realizado en un predio de cultivo en la comunidad de Las Garrochas, perteneciente al municipio de Santa María Colotepec.

El macabro hallazgo fue realizado alrededor de las 16:30 horas de este martes 12 de junio por un campesino de la misma comunidad quien, al acudir a su parcela, se percató de un olor desagradable en el lugar, por lo que decidió investigar las causas del nauseabundo hedor; de esta manera, al llegar a una parte colindante, entre la hierba seca en el lugar, el hombre se llevó el susto de su vida al encontrar el cadáver de una persona del sexo masculino, que se encontraba en avanzado estado de descomposición, por lo que rápidamente el campesino se comunicó con representantes de la autoridad municipal de Santa María Colotepec, informando del descubrimiento.

Momentos más tarde al lugar arribaron elementos de la Policía Municipal de Santa María Colotepec quienes, tras corroborar que se trataba del cuerpo sin vida de una persona, dieron intervención a la autoridad ministerial.

De esta forma, en la escena del macabro hallazgo hicieron acto de presencia elementos de la Policía Estatal y la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) de la comandancia local de Puerto Escondido para dar fe del deceso de una persona del sexo masculino que se encontraba en avanzado estado de descomposición y que tenía una cuerda amarrada al cuello y las manos.

Los agentes ministeriales ordenaron el levantamiento del cuerpo sin vida y su traslado a una funeraria local para la práctica de la necropsia de ley, iniciando el legajo de investigación correspondiente por el delito de homicidio en contra de quién o quienes resulten responsables en agravio de quien, al cierre de la presente nota informativa, permanecía oficialmente en calidad de desconocido.

De manera extraoficial se logró determinar que esta persona era vecina de la cabecera municipal de San Pedro Mixtepec, también se conoce que su nombre de pila era Marco Antonio, desconociéndose todavía sus apellidos, de 35 años de edad, por lo que corresponderá a las autoridad investigar el caso para deslindar responsabilidades y esclarecer este crimen.