San Pedro Pochutla, Oax. La mañana del sábado 2 de junio del año en curso, al número de emergencias 911 y directamente al número del Cuerpo de Bomberos El Pochutleco de esta ciudad costera se comunicaron ciudadanos para reportar que en la comunidad de El Venado Tonameca dos personas habían sido sepultadas en un deslave.

Inmediatamente personal de esta agrupación de rescatistas voluntarios se trasladaron a bordo de una de las ambulancias de esta corporación para brindar el apoyo necesario; al arribar los rescatistas voluntarios coordinaron esfuerzos con personal de Protección Civil y los elementos de la Policía Municipal de Santa María Tonameca que ya se encontraban en el lugar atendiendo al llamado de la ciudadanía.

Según se supo, la tragedia ocurrió cuando dos personas se encontraban trabajando dentro de un pozo de aproximadamente 20 metros de profundidad cuando, de repente, otros compañeros que también se encontraban laborando ahí con ellos perdieron contacto con los hombres que habían descendido al pozo, descubriendo además que se había registrado un deslave dentro del pozo.

Por ello rápidamente se hizo el llamado al número de emergencias, para tratar de rescatar a los trabajadores todavía con vida; los rescatistas voluntarios del cuerpo de bomberos El Pochutleco, apoyados por personal de Protección Civil de Tonameca, realizaron las maniobras de descenso y extracción de un cuerpo, el cual se confirmó que –lamentablemente– ya no presentaba signos vitales.

Por no contar con el equipo especializado necesario, los socorristas en ese momento presentes no pudieron realizar las maniobras para recuperar el otro cuerpo, ya que existía el temor fundado de que los socorristas pudieran también quedar atrapados bajo los escombros.

Fue necesario solicitar entonces el apoyo de los elementos de Protección Civil del Estado de Puerto Escondido, quienes arribaron y con la ayuda del equipo especializado con que cuentan lograron extraer el cuerpo de la segunda víctima, que tampoco tenía signos vitales.