Santa María Huatulco, Oax. Vecinos de la comunidad de Bajos de Coyula, perteneciente al municipio de Santa María Huatulco, se llevaron el susto de su vida al localizar entre unos matorrales el cadáver ensangrentado de una persona ya sin vida.

El macabro hallazgo se realizó durante las primeras horas de este martes 15 de mayo, entre los barrios La Unión I y La Unión II, en un camino de terracería que conduce desde la Carretera Costera del Pacífico a esta comunidad costera; al descubrir el cadáver ensangrentado, los vecinos del lugar rápidamente informaron del hallazgo al Agente Municipal del lugar quien, a su vez, informó a los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) del fúnebre descubrimiento.

También fueron notificados los elementos de la Policía Municipal de Huatulco, quienes arribaron para acordonar la escena del macabro hallazgo, asegurando el cuerpo sin vida hasta la llegada de los agentes ministeriales.

El cadáver vestía un short negro, playera blanca y gorra azul, era de tez oscura, robusto, a simple vista se calcula que la víctima pudo haber tenido entre 25 y 30 años de edad. Al realizar las pesquisas en el lugar, se localizó una identificación del INE a nombre de Antonio López Alfonso, de 28 años de edad, originario de Santa María Tonameca. 

De acuerdo al reporte policiaco, el cadáver presentaba unos 14 impactos de bala de calibre 9 milímetros en diferentes partes del cuerpo; todavía no se sabe a ciencia cierta si la víctima fue ejecutada en el lugar, ya que se localizaron casquillos percutidos en el área, o si estos disparos solamente fueron el “tiro de gracia” y el cadáver fue tirado en este lugar para “despistar” a las autoridades.

Finalmente los elementos de la AEI ordenaron el levantamiento del cuerpo sin vida y su traslado al descanso municipal para la práctica de la necropsia de ley, abriéndose por estos hechos el legajo de investigación correspondiente.