Puerto Escondido, Oax. La violencia se hizo presente una vez más en Puerto Escondido luego de que, al mediodía de este viernes 27 de abril, de varios disparos de arma de fuego fue ejecutada una persona del sexo masculino identificada como Ezequiel Ramírez, quien se dedicaba a la compra y venta de terrenos y autos.

Los sangrientos hechos, que conmocionaron a los habitantes de Puerto Escondido, especialmente en la llamada jurisdicción del municipio de Santa María Colotepec ocurrieron alrededor de las 12:45 horas de este viernes, frente a la Colonia Lázaro Cárdenas de esta ciudad costera.

En esos momentos la víctima, identificada como Ezequiel Ramírez, originario de la comunidad de El Tomatal Colotepec, venía circulando a bordo de su automóvil particular sobre la Carretera Costera del Pacífico, a la altura de la tienda Oxxo de la Colonia Lázaro Cárdenas.

Al disminuir su velocidad para pasar por el tope ubicado en ese lugar, de pronto Ezequiel fue alcanzado por dos sujetos quienes viajaban a bordo de una motocicleta y quienes, al tener a la vista a su víctima, comenzaron a dispararle hasta causarle la muerte instantáneamente, y debido a que el vehículo se encontraba circulando, la unidad de motor por inercia siguió su camino en forma diagonal hasta que se brincó el camellón central de esta vía de comunicación, derribando dos árboles de ornato para terminar impactándose en la acera del carril contrario

Testigos de los hechos solicitaron la presencia de los elementos de las corporaciones de seguridad pública; de esta manera, al lugar arribaron Policías Estatales quienes procedieron a asegurar la escena del crimen, dándole intervención a los elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, quienes dieron fe del deceso de una persona del sexo masculino y quien a simple vista presentaba varios impactos de bala en el cuerpo, quien se encontraba recostado en el asiento del piloto.

Los agentes investigadores ordenaron el levantamiento del cuerpo sin vida y su traslado al panteón municipal de Puerto Escondido, para la necropsia de ley. 

Cabe mencionar que al lugar arribaron varias personas, entre ellas los acongojados padres de la víctima, quienes manifestaron a las autoridades ministeriales que el hoy occiso respondió al nombre de Ezequiel Ramírez, reclamando el cuerpo sin vida de su vástago para poder brindarle cristiana sepultura.