Deprimida madre de familia mató a su hijita de cinco años y luego se quitó ella misma la vida.

 

Santa María Tonameca, Oax. El jueves tres de mayo, mientras en todo México y de manera especial en Oaxaca los maestros de la construcción celebraban su día, una mujer de este municipio decidió matar primero a su hija de solo cinco años de edad y luego quitarse ella misma la vida con una pistola calibre 22.

Siendo las 07:00 horas del jueves tres de mayo, en las oficinas de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) del grupo Pochutla se recibió una llamada telefónica realizada por Ceferino Mijangos Aquino, comandante de la Policía Municipal de Santa María Tonameca, quien reportaba el hallazgo de dos cuerpos sin vida en un domicilio de la Colonia Llano Grande, ubicado a un costado de la Carretera Costera del Pacífico.

Hasta ese lugar se trasladó el agente del Ministerio Público licenciado Gustavo Reyes Peralta, acompañado de elementos de la AEI para dar fe de la existencia de dos cadáveres del sexo femenino, los cuales a simple vista presentaban un impacto de bala cada uno, ordenando el levantamiento y traslado a la Funeraria Rojas para la práctica de la necropsia de ley.

Ante el representante social compareció Yahina Gonzaga Guillén, quien dijo que los cuerpos sin vida eran de su mamá y hermanita, quienes en vida respondieron a los nombres de Martha Elena Guillén Cruz y Salomar Guillén Cruz, respectivamente; al preguntársele sobre la forma en que perdieron la vida sus familiares, la mujer dijo que ella solo sabía que, al filo de las 2:00 de la madrugada de ese día, su madre salió acompañada de su hermanita, pero ella en ese momento no le dio demasiada importancia a la salida.

Fue hasta que amaneció que, con gran sorpresa, recibió la noticia que, en el local en que a diario acuden las mujeres a vender antojitos regionales habían sido encontradas sin vida su madre y hermanita, por lo que la jovencita se trasladó hasta el lugar sin poder dar crédito a lo que veía.

Yahina Gonzaga señaló que, días antes, su madre había dejado escrito en un cuaderno una nota en la que señalaba que un día de esos se iba a suicidar; en el lugar de la tragedia las autoridades ministeriales localizaron una pistola calibre 22 y unas 189 hojas tamaño oficio, todas escritas con tinta roja que decía “Salomón Reyes, maldito seas por no haber registrado a nuestra hija, nunca te ocupaste, maldito tú,  por todos los días que te quedan de vida”.

La joven Yahina Gonzaga Guillén señaló que su señora madre, Martha Elena Guillén Cruz, contaba con cuarentaiocho años de edad y era originaria de Campeche,  con domicilio en la Colonia Llano Grande de Santa María Tonameca, en tanto su hermanita, Salomar Guillén Cruz, tenía sólo cinco años de vida. 

glqxz9283 sfy39587stf02 mnesdcuix8
sfy39587stf03
sfy39587stf04