Graves afectaciones dejaron lluvias torrenciales en comunidades de la costa.

 

Santo Domingo de Morelos, Oax. Más sombrío no se puede observar el panorama para los habitantes de Santo Domingo de Morelos luego del desastre causado por las fuertes lluvias que azotaron la región de la costa el domingo nueve de septiembre.

Un total de doce hogares perdidos, dos puentes a punto de colapsar, caminos rurales destrozados, alrededor de cien hectáreas afectadas, decenas de techos y árboles caídos y la amenaza latente del desabasto de alimentos se suman a la falta de energía eléctrica y agua potable en todo el municipio.

Dado el evidente estado de emergencia que prevalece en el lugar, autoridades locales claman por ayuda urgente por parte del Gobierno del Estado, pues afirman que “a pesar de que hemos informado de la situación por la que estamos pasando, hasta el momento no hemos recibido un solo apoyo.

Estamos en una situación de alarma total. Nos urge abrir algunos caminos que están destrozados para que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) pueda hacer sus trabajos y se restituya la energía eléctrica, pero para ello necesitamos el apoyo de Caminos y Aeropistas de Oaxaca (CAO) o Protección Civil porque nosotros contamos con muy poca maquinaria” explicó Jazmín José Ortiz, secretaria municipal ante diversos medios de comunicación.

La funcionaria municipal mencionó que hasta el momento hay un reporte de doce casas con daño total en las comunidades de Piedras Negras, Cerro Campana Alto, Caña Brava, Barrio Nuevo y Piedra del Sol así como decenas de hogares con pérdidas parciales, anegadas y sin techo en varias localidades y ante los caminos destrozados temen pronto un desabasto de alimentos.

Jazmín José Ortiz destacó que existe un estado de alerta permanente entre los pobladores por el deterioro y las cuarteaduras del puente que comunica a Santo Domingo de Morelos con Barrio del Río, mismo que se encuentra a punto de colapsar, y el que conecta a El Trapiche con Bajos de Santo Domingo, paso obligado para Santa María Tonameca.

José Ortiz detalló que existen caminos rurales obstruidos como en el caso de Piedras Negras, lugar en el que además se desbordó el río y existen múltiples daños por las lluvias, como árboles caídos y deslaves, y abundó que la situación de los agricultores de maíz y cacahuate es bastante critica por las poco más de cien hectáreas que resultaron afectadas.

La funcionaria insistió en la urgencia que representantes del Gobierno del Estado se presenten y brinden apoyos para la rehabilitación de caminos, entrega de apoyos alimenticios e insumos en algunas zonas prioritarias, lamentando que a pesar de que informaron desde la mañana del lunes sobre la gravedad de las circunstancias a las autoridades estatales y organismos encargados de velar por la protección civil, hasta el momento ninguna dependencia se ha presentado para verificar los daños e iniciar un plan conjunto de apoyo a los damnificados.

“Requerimos el respaldo de varias dependencias, pero hasta el momento solo representantes del Módulo de Desarrollo Sustentable de San Pedro Pochutla vinieron a tomar datos sobre las afectaciones” dijo la secretaria municipal.

“Las tuberías quedaron destrozadas y por ello, sólo contadas partes tienen agua; debido a esta situación y al hecho de que hay zonas en las que sólo se puede transitar a pie tememos que empiece a darse el desabasto de alimentos y algunos problemas sanitarios por la carencia del vital líquido”, dijo Jazmín José Ortiz, quien agregó que sólo algunas escuelas tienen clases, y en otras los maestros no han podido entrar a las comunidades desde el fin de semana; finalmente, la funcionaria municipal explicó que el primer edil, Fidencio Monjaráz García, instruyó a su cabildo para habilitar diversos albergues en escuelas para que las familias damnificadas se refugien en ellos mientras pasa el estado de emergencia.

glqxz9283 sfy39587stf02 mnesdcuix8
sfy39587stf03
sfy39587stf04